900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

DERECHO PENAL; DELITOS ECONÓMICOS

Desde nuestro departamento de abogados especialistas en delitos económicos y de la empresa, vamos a efectuar una breve mirada para advertir que familias delictivas comprenderías el derecho penal económico.

Todas las ramas del derecho, están sufriendo un proceso de micro especialización, de la que el derecho penal, no es ajeno; una de esas ramas, sobre la que nuestros abogados demuestran su compromiso y especialidad es la que hoy comentamos.

Dando por asumidos los criterios de identificación y autonomía de la categoría de los delitos económicos estamos en condiciones de ofrecer una enumeración de las infracciones que merezcan la calificación como tales, delitos económicos, con arreglo a la pauta marcada en el apartado oportuno de nuestro código penal. Con arreglo al derecho español serían por de pronto delitos económicos en sentido estricto según la caracterización oportuna eres familia delictivas de un lado y los delitos de contrabando de otro. Se trata de familias delictivas que además de su íntima conexión material en el sentido apuntado presenta también a la luz del derecho español otras peculiaridades propias en cuanto la técnica de tipificación son figuras delictivas estrechamente vinculadas a una normativa económica extra penal que le sirve vas vinculación que comporta una gran complejidad en la descripción legal y plantea siempre la eterna cuestión de si su incardinación sistemática más adecuado ese el código penal como una ley penal especial.

Ahora bien al margen de las familias acabadas de mencionar a lo largo del articulado del código penal español se dice definen asimismo diversos delitos que ese recogerse en compañía de figuras de naturaleza dispar puede ser calificados de genuinos delitos económicos en sentido estricto. Sería el caso del llamado delito de blanqueo de capitales de los artículos 301 y siguientes del código penal, O del delito societario ya está curtido a la actuación inspectora un supervisor de la de la administración, recogido el artículo 294 del código penal, E incluso de los delitos contra la libertad de competencia Oliver Mercado que en el nuevo código penal se reducen al delito de maquinaciones para alterar los precios que habían de resultar de libre concurrencia Y al delito de abuso de información privilegiada el mercado de valores, reflejados los anteriores en los artículos 284 y 85 del código penal.

Por otra parte dejando ya un lado la familia de los delitos económicos en sentido estricto parece asimismo innegable la idoneidad de incluir en la categoría general de los delitos socioeconómicos, todas aquellas figuras delictivas de contenido económico cuyo bien jurídico sea supra individual, aunque no concurran en ellas con carácter necesario algunos de los restantes criterios de identificación del grupo. En este sentido le ofrece duda la inclusión de figuras delictivas tales como la sustracción de cosas propias utilidad social, los genuinos delitos contra los consumidores Y, desde luego, en su caso, los delitos contra la libre competencia libre mercado, si se estima éstos últimos no son ya realmente delitos económicos en sentido estricto.

A su vez en el marco de los delitos socioeconómicos en sentido amplio habría que probar también los delitos contra los derechos de los trabajadores siempre que se asuma la idea de que el bien jurídico directamente protegido en unos casos puede reducirse interés del trabajador conocida como parte integrante del contrato de trabajo. O dicho con otras palabras la incardinación de los delitos laborales en la categoría de los delitos socioeconómicos en sentido amplio, se fundamentaría en el dato de que es posible hablar siempre de un bien jurídico categoría que vendría representado por los derechos propios nacidos de la relación laboral.

En tercer lugar, también tendrían cabida en la categoría de delitos económicos por afectar de forma inmediata además al orden económico en el sentido que a continuación expondremos. A este esquema se ajustarían ante todo los delitos societarios, salvo la figura del artículo 294 del código penal, los delitos contra la propiedad Industrial los delitos de competencia desleal los delitos de insolvencia punibles. Más dudosa parece la ilusión de los delitos relativos a la propiedad intelectual y el delito de alteración de precios en concursos y subastas públicas.

Finalmente, una opinión cada vez más extendida propone ampliar el contenido del derecho penal económico a familias delictivas cuyo objeto de protección carecen rigor de una cara proyección sobre el orden económico. Nos referimos fundamentalmente a los delitos contra los recursos naturales y el medioambiente íbamos delitos relativos al patrimonio histórico de la ordenación del territorio, que se caracterizan por tutelar bienes jurídicos colectivos.

Si por cualquier circunstancia, necesita Ud. un abogado especialista en derecho penal económico y de la empresa, póngase en contacto con nosotros, y uno de nuestros Letrados tomará contacto con Ud.