900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

GRANDES TASAS DE ÉXITO EN PROCEDIMIENTOS PENALES POR CONTROLES DE ALCOHOLEMIA NOS AVALAN. Consulte con nuestros Abogados control de alcoholemia Málaga. En muchos casos los procedmientos penales por alcoholemia se tramitarán como juicios rápidos, por lo que después del sometimiento a la prueba de alcoholemia, haya o no detención puede citarse al conductor a un juicio rápido en breves dias que se celebrará en el Juzgado de Instrucción correspondiente.

Al juicio rápido es obligatorio acudir con la asistencia de Abogado control de alcoholemia Málaga, y en este acto el Ministerio Fiscal, podrá emitir su escrito de acusación donde interesará la penas que pudieran corresponderle al acusado por la infracción cometida , si considera que los hechos son constitutivos de delito de alcoholemia  en Málaga.

Cabe la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre la sentencia condenatoria a imponer, conformándose el acusado con la pena solicitada por el Ministerio Fiscal, aplicándose entonces una reducción de un tercio en la condena, dictándose a continuación sentencia que será firme y ejecutoria. Consulte a nuestros Abogados Penalistas en Málaga.

En cuanto a los límites legales de las tasas de alcohol para poder conducir (en sangre o en aire expirado: 0,5 grs/por litro de sangre, 0,25 mgrs/por litro de aire expirado; estas tasan bajan para conductores de vehículos de transporte de mercancías y transportes de viajeros).

Se debe señalar, según los Abogados de delito de alcoholemia en Málaga, que en todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre de superior a 1,2 gramos por litro.

El artículo 379.2 del Código Penal castiga al que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo los efectos de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o bebidas alcohólicas y, en todo caso, al que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0’60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1’2 gramos por litro, a una pena de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 hasta 4 años. Consulte con nuestros Abogados control de alcoholemia Málaga.

En la actualidad, sin embargo, la negativa a someterse a estas pruebas es un delito en sentido estricto. De esta manera, el artículo 383 del Código Penal establece que: “El conductor que, requerido por un agente de la autoridad, se negare a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas, será castigado con penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.