900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Por todos es sabido o que la última modificación del código penal establece la desaparición de la falta como elemento penal objeto de castigo. No obstante lo anterior ha desaparecido el propio concepto de la falta no así su contenido pues ahora la denominación es la de delito leve. Es por ello, por lo que ahora se habla de investigado por un delito leve de coacciones. En muchos supuestos, este cambio de denominación entre la Falta y el Delito Leve ha supuesto un aumento de la condena lo que unido al aumento de la cuota diaria por ello tiene como consecuencia un agravamiento considerable de la condena a sus autores. 

Según nuestros Abogados Penalistas en Málaga, la diferencia fundamental entre la falta y el delito leve de coacciones es que su autor con la falta no generaba antecedentes penales mientras que con el delito leve sí que genera antecedentes penales, con lo que ello conlleva.

El delito leve de coacciones acarrea una multa de uno a tres meses de multa, así se considera en el artículo 172.2 del Código Penal. En la práctica habitual se establece la cuota entre 10 y 15 euros diarios. Es de señalar que el delito leve de coacciones sólo generará un expediente judicial si el perjudicado interpone la correspondiente denuncia.

El elemento diferenciador entre esta conducta y el delito de coacciones se centra fundamentalmente en que mientras el delito leve viene marcada por la poca entidad de la intensidad de la conducta violenta, en el delito de coacciones se precisa de una verdadera conducta violenta. En la coacción es muy importante tener en cuenta la propia personalidad tanto del sujeto activo y del sujeto pasivo para determinar la levedad o gravedad de la propia acción y consecuencia de ello si nos encontramos ante un delito leve o ante un propio delito leve de coacciones. Son elementos del tipo una violencia e intimidación de carácter leve que lleven a la víctima a hacer lo que no quiere hacer o impedirle algo a lo que tiene derecho a hacer, claro está, en contra de su voluntad. Es obvio afirmar que nos encontramos ante un delito que infringe la libertad de actuación de la víctima, por ello, la reprobación penal que acarrea. 

Frente a la denuncia del agraviado, que es requisito necesario, se aperturas unas Diligencia por Delito Leve de Coacciones Inmediato, lo que implica una mayor celeridad en la tramitación del expediente y el señalamiento de la correspondiente Vista de Juicio. Tras la práctica de la Vista en el plenario se dicta Sentencia en la que el agraviado debe pedir tanto la condena penal como una indemnización civil por el perjuicio irrogado, que deberá justificarse y cuantificarse.

Como ejemplos de delito leve de coacciones podemos proponer los siguientes: el hombre que en un autobús obliga a una mujer a sentarse a su lado durante todo el viaje. En este supuesto nos encontramos que mediante la intimidación y el empleo de una cierta violencia se doblega la voluntad de la víctima para que haga una actuación que ella no desea. Recientemente la jurisprudencia ha señalado o como delito leve de coacciones en calidad de autor al ex marido que no cesa de llamar por teléfono a su ex mujer para tratar de recuperar la convivencia. Según se establece estaríamos ante unas molestias reprobables como delito leve pero en ningún caso con un propio delito de coacciones.

En muchas ocasiones el delito leve de coacciones puede presentarse en concurso con el delito de lesiones o en su manera más atenuada con el delito leve de lesiones, toda vez que comoquiera que entre los elementos del tipo del delito leve de coacciones está la violencia, si ésta se ejerce en demasía y provoca lesiones nos encontramos con el señalado concurso. No hay que olvidar que, de igual menea, si la violencia se aumenta en grado en vez de encontrarnos ante un delito leve nos encontraríamos ante un delito. También existe conexidad entre esta figura delictiva y el Delito de Malos Tratos si la coacción se ejerce frente a la mujer, ex mujer, pareja, ex pareja o relación análoga y por tanto habrá de determinarse en función de la gravedad el tipo aplicable y la Competencia del Juzgado a conocer que puede pasar del de Instrucción al Juzgado de Violencia sobre la Mujer.