900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Comete un delito de acoso sexual aquella persona que, en el ámbito de una relación laboral continuada, docente, o de prestación de servicios habitual, solicita de otra favores de naturaleza sexual para él mismo o para un tercero. Su formulación o propuesta reúne el requisito de ser agresiva frente al sujeto pasivo generando en ésta una situación intimidatoria, hostil e humillante.

Abogados delito acoso sexual malaga

El ejemplo típico de delito de acoso sexual según nuestros Abogados Penalistas Málaga es el Jefe del Trabajo que prevaliéndose de este puesto reclama acceso sexual a su Secretaria.

Para que exista el delito es necesario que con tal comportamiento provoque en la víctima una situación muy intimidatoria, hostil o humillante. El favor sexual se puede solicitar para sí o para un tercero. También es posible que la solicitud no se practique en una unidad de acto. Dicho de otra manera, el acercamiento entre acosador y víctima puede haberse realizado en distintas ocasiones de forma previa y tampoco es necesario que de manera directa o expresa sea de solicitud de sexo.

Se pueden dar dos tipos de delitos de acoso sexual. El horizontal y el Jerárquico. El primero de ellos se da entre iguales y en el segundo existe una superioridad entre los intervinientes de tal suerte que este sometimiento o dependencia le hace viciar de alguna manera su facultad de decisión.

El claro ejemplo que nos ponen nuestros Abogados de Acoso sexual en Málaga, es el Jefe que reclama favores sexuales a su Secretaria amenazándola con despedirla si no accede a lo solicitado.

Este abuso de superioridad limita la libertad del sujeto pasivo que puede acceder a lo solicitado por el temor de perder el puesto de trabajo. No estaremos ante un delito de acoso sexual con conductas en las que la demanda o solicitud lo sea únicamente de afecto u otras aproximaciones no estrictamente sexuales, pongamos un ejemplo; Aquel que no remite en solicitar en matrimonio a una compañera de trabajo. Esta conducta no es reprobable desde el punto de vista penal y sí lo podría ser en vía civil.

El que reclamando favores sexual, para sí mismo o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral o similar a ella, y con tal comportamiento provocare a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante, por ejemplo por el miedo a perder el puesto de trabajo con su negativa, será castigado, como autor de acoso sexual, con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a 10 meses.

Es necesario que la solicitud lo sea de manera inequívocamente sexual. Se habrá de tener muy en cuenta la verosimilitud del testimonio de la víctima con otros elementos probatorios y que exista una verdadera insistencia o persistencia en la incriminación respecto de los hechos denunciados ante los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o ante el Juzgado de Guardia.

Si Ud. necesita de la ayuda de nuestros Abogados Acoso Sexual en Málaga no dude en ponerse en contacto con nosotros. Nuestros Abogados le asesorarán en todo momento con la mayor de las garantías.