900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

El Delito de Asesinato puede ser entendido de una manera muy sencilla como un delito de homicidio cualificado. También se puede decir que el delito de asesinato es un delito de homicidio en el que concurren una serie de elementos establecidos en el código penal. El delito de asesinato dicen nuestros Abogados asesinatos en Málaga, está regulado en el artículo 139 del código penal y le impone una condena de pena privativa de libertad de hasta 25 años de duración. El autor de la muerte de una persona concurriendo algunas de las características que establece el código penal será autor, no de un delito de homicidio sino de un Asesinato.

Los elementos para que se aplique esta tipología delictiva son la alevosía, el precio como cantidad económica, recompensa o promesa futura, ensañamiento o para facilitar la comisión de otro delito y evitar que se descubra.

La alevosía, en palabras muy sencillas, es la utilización de unos medios que garanticen al autor el objetivo de causar la muerte. Pongamos un ejemplo para que se entienda mejor. Si quien desea provocar la muerte de una persona aprovecha que esta persona está dormida y por tanto no se puede defender existe alevosía en su comportamiento pues utiliza el medio de la baja defensa del perjudicado para garantizar el resultado de provocar la muerte. Cómo Abogados Penalistas otro ejemplo si el autor administra a la víctima medicamentos que provocan somnolencia para evitar que ésta, ante un ataque, no se pueda defender está actuando con alevosía. Dentro de la alevosía no sólo se encuentra el que la víctima se encuentra indefensa o mermada de facultades para defenderse también existen elementos como el elemento sorpresivo, además de actuar frente a niños, personas mayores, inválidos o enfermos lo que garantiza en gran medida el resultado que se busca.

Como Abogados para Asesinatos en Málaga entendemos que el precio como cantidad económica se ciñe fundamentalmente al valor económico que el autor del asesinato ha recibido o recibirá por la comisión del delito. Es una contraprestación económica para la realización del hecho delictivo. A nadie escapa la existencia de sicarios que amparados en la codicia y en el más absoluto desprecio por la vida humana hacen del asesinato su modo de vida y su manera de obtener una retribución económica de la manera más vil posible.

El ensañamiento es aquella figura que describe a un autor de un asesinato que se recrea en la ejecución del mismo, a criterio de nuestros Abogados asesinatos en Málaga. No tiene suficiente con provocar la muerte de una persona con el más absoluto desprecio por la vida humana, sino que busca el máximo valor y el máximo sufrimiento en la víctima. En ocasiones siendo conocedor de la anatomía humana produce importante número de heridas en zonas que no son mortales de necesidad pero que si conoce que provocan el máximo dolor y sufrimiento a la víctima. Como ejemplo de asesinato con ensañamiento podríamos poner el supuesto en el que el autor da 60 puñaladas a la víctima a lo largo de todo el tronco dejando para la última, o las últimas, las puñaladas a nivel del corazón. El ensañamiento, en ocasiones es muy claro, otras no tanto y por ello es establecido por los médicos forenses tras la realización de la oportuna autopsia. Serán estos los que determinen en qué momento se provocó la muerte de la persona y si realmente el autor quiso provocarla de origen o por el contrario quiso añadir a la acción de matar el irrogar el máximo sufrimiento y dolor a la víctima con carácter previo a su muerte.

Como último punto a señalar dentro del delito de asesinato vamos a comentar el de la búsqueda de ocultar la comisión de otro delito mediante la comisión del propio delito de asesinato. Vamos a explicarlo poniendo un ejemplo. Imaginémonos un familiar que entra en casa de otro conocedor de la existencia de una caja fuerte con importantes cantidades de dinero en su interior. La idea del autor es la de robar esas pertenencias, pero el día que decide entrar en casa del familiar es sorprendido por la empleada del hogar que le descubre abriendo la caja fuerte Y cogiendo las cantidades de dinero. El autor decide acabar con la vida de la asistenta mediante el empleo de un martillo que llevaba para acceder a la caja fuerte. El autor deja en perfecto estado la caja fuerte de tal suerte que aparentemente no hay pistas del robo y sin embargo se ha cometido un delito de asesinato. Así las cosas no se encontramos ante el supuesto descrito en el código penal en donde se comete un delito de asesinato para ocultar la comisión de un delito de robo. Para el hipotético caso en el que el autor tras golpear a la empleada del hogar esta hubiera quedado inconsciente y únicamente presentara lesiones, por ejemplo en su cabeza, estaríamos hablando de que el autor sería responsable de un delito de robo y de un delito de lesiones frente a la empleada del hogar. Con lo anterior queremos explicar la conexión que existen entre estos tipos delictivos en función del verdadero resultado provocado toda vez que si no se produjo la muerte de la empleada del hogar únicamente podemos hablar de un delito de lesiones y del consabido delito de robo.

Nuestros Abogados defienden investigados por Asesinato y ejercen la acusación particular por éste Delito. Pinche en este enlace y llámenos, pondremos a su disposición a nuestros mejores Abogados asesinatos en Málaga.