900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

En la ciudad de Barcelona comienza la instrucción de muchos Asuntos Penales económicos por blanqueo de capitales que tramita esta Firma. Desde la fundación de nuestra Firma en 1.999 muchos ciudadanos de Barcelona imputados por blanqueo de dinero o que han tenido un asunto penal allí han depositado su confianza en nuestros Abogados delito blanqueo capitales Barcelona.

Nuestro despacho de Penalistas cuenta con un Área de trabajo especializado y cuenta con nuestros mejores Abogados especialistas quienes cuentan con una amplia experiencia como Penalistas en prácticamente todos los Juzgados de relevancia de España.

Los Abogados delito blanqueo capitales Barcelona de Nuestra Firma, son capaces de ofrecer la solución a todos los problemas jurídicos, dudas y consultas que pudieran plantearse al cliente de una forma Humana, cercana, económica y eficaz.

El que adquiera, posea, utilice, convierta, o transmita bienes, sabiendo que éstos tienen su origen en una actividad delictiva, cometida por él o por cualquiera tercera persona, o realice cualquier otro acto para ocultar o encubrir su origen ilícito, o para ayudar a la persona que haya participado en la infracción o infracciones a eludir las consecuencias legales de sus actos, será castigado con la pena de prisión de seis meses a seis años y multa del tanto al triplo del valor de los bienes

Ofrecemos a nuestros clientes una especialización con un importante trato humano y todo ello con una dedicación exclusiva a cada asunto encargado, valorando todas las circunstancias y analizando las opciones legales más beneficiosas para nuestros clientes.

La táctica de blanqueo de dinero más común es el smurfing. Este sistema consiste en el fraccionamiento de grandes cantidades de dinero en varios envíos, mediante la utilización de uno o varios remitentes (pitufos) y varios beneficiarios con la finalidad de eludir que salten las alarmas a las que nos hemos referido en los párrafos anteriores (imposiciones y disposiciones por importes inferiores a 3.000 €). Así un miembro de una banda delictiva que ha obtenido ingresos en el exterior, contacta con estos pitufos, que se hallan en el país en el que desea introducir las cantidades, para que reciban unas transferencias desde el exterior a cambio de una comisión. Estas personas, que generalmente suelen tratarse de jubilados, estudiantes, amas de casa… (y que suelen residir en zonas próximas), reciben la transferencia del extranjero, y la retiran de la entidad. Posteriormente, un recaudador de la organización, visita a los receptores y estos le entregan la cantidad recibida a cambio de la comisión. De esta forma, el dinero ha entrado en el territorio, valiéndose del sistema financiero, sin que salte ninguna de las alarmas, dado que por un lado las transferencias tienen un importe inferior al límite establecido para informar a las autoridades, y dado que las cantidades se destinan a personas corrientes que simplemente tienen una cuenta corriente.