900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

El delito de calumnia es una de las acciones más graves que se pueden realizar contra el honor de una persona, de un ciudadano. En palabras corrientes el delito de calumnia es aquella afirmación realizada por una persona contra otra respecto de la comisión de un delito, por esta última, con perfecto conocimiento de que esta afirmación es falsa de toda falsedad.

Según nuestros abogados de delitos de calumnias en Málaga, esta acción típica para el derecho penal puede ser cometida por cualquier persona mayor de edad y en su sano juicio. Así las cosas, se descarta a los menores de edad y personas con algún tipo de patología mental que le impide gobernarse por sí misma.

Como ya anticipábamos el delito de calumnias conlleva un conocimiento absoluto por parte de su autor de que la afirmación vertida no sólo es falsa sino que atenta de una manera muy grave al honor del perjudicado pues se supone la atribución de un delito, o mejor dicho la atribución de la comisión de un delito, a sabiendas de su falsedad. Es necesario para que exista delito de calumnias, según nuestros abogados penalistas en Málaga, que exista hecho delictivo. Si una persona dice que otra ha cometido un delito de robo en un local comercial determinado Y ese local no ha sido robado no puede haber delito de calumnias pues no hay atribución de hecho delictivo cometido.

A nadie es capaz el concepto de falsedad del delito de calumnia, debe desistir un absoluto desprecio hacia la verdad en el momento en el que se imputa al perjudicado la comisión de un hecho delictivo de tal suerte que por tal acción actúa el derecho penal en contra de ese autor del re probando tal conducta. Según nuestros abogados delito de calumnia en Málaga existe una conexión muy estrecha entre este delito y el delito de injurias ya que ambos lesionan el honor de un tercero. De igual manera existe una estrecha relación entre el delito de calumnias y el delito de denuncias falsas pues recordemos que este tipo penal era poner en conocimiento de Autoridad un hecho falso a sabiendas de que lo es.

Otro elemento a tener en cuenta en el delito de calumnia es que el mensaje debe ser recibido, Público y notorio, por el perjudicado. Así las cosas no estaremos ante un delito de calumnia cuando una persona realiza afirmación al respecto de la comisión de un delito con desprecio absoluto a la verdad, falso se ando la misma pero no existe una atribución directa del hecho delictivo a un tercero. Dicho lo anterior, en este supuesto, no habría lesión del derecho al honor pues no hay un perjudicado por esa afirmación falsa. Otro elemento a tener en cuenta de publicidad en cuanto a la afirmación vertida. No estaríamos en el mismo supuesto en el que una persona comete una calumnia a través de un medio público, notorio del que tiene conocimiento muchas personas cuando se realice un ámbito privado. Por ejemplo la calumnia vertida a través de un programa de televisión o de un programa de radio donde centenares o miles de oyentes recibe el mensaje calumnioso de una persona frente a otra. Evidentemente el perjuicio sufrido por el tercero si el delito de calumnias se ejercita de manera pública es mucho mayor a que si se realiza de manera privada. Así las cosas, el código penal no reprueba de la misma manera si existe publicidad que sino la existe.