900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Contamos con sobrada experiencia en todos los delitos penales, nuestros Abogados de delito de chantaje sexual están a su disposición para defender su expediente. Cuente con nosotros.

Las características del tipo penal de delito de chantaje sexual respecto al básico (art. 184­1) es que debe existir la concurrencia de estos dos elementos:

Para que se den los elementos del tipo de delito de chantaje sexual se precisa una situación de superioridad o de jerarquía en el ámbito laboral, docente o de prestación de servicios, y la existencia de una amenaza condicional de causar un mal a la víctima relacionado con las legitimas expectativas que tiene o posee. (Nota: hay que diferenciar entre las proposiciones de favores sexuales que estamos tratando aquí y las que aparecen reguladas en el art. 443 del C.P. En su apartado 1 y 2, referidas, en concreto, a los funcionarios públicos por un lado y a los funcionarios de Instituciones Penitenciarias y de Centros de Protección o de Corrección de Menores, por otro). Otra particularidad de este tipo agravado es que existe una estrecha relación entre el acoso y las amenazas no constitutivas de delito del art.171. En caso de concurso de normas se aplicaría en favor del delito de acoso sexual.

Abogados de delito de chantaje sexual

Dicen nuestros Abogados de delito de chantaje sexual que el tipo básico establecido en el contenido del artículo 184.1 del Código Penal: “El que solicitare favores de naturaleza. sexual, para si o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, continuada o habitual, y con tal comportamiento provocare a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante, será castigado, como autor de un delito de acoso sexual, con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a diez meses”).

2°-Tipo agravado establecido en el contenido del artículo 184.2 del Código Penal: “Si el culpable de acoso sexual hubiera cometido el hecho prevaliéndose de una situación de superioridad laboral, docente o jerárquica, o con el anuncio expreso o tácito de causar a la víctima un mal relacionado con las legítimas expectativas que aquélla pueda tener en el ámbito de la indicada relación, la pena será de prisión de cinco a siete meses o multa de diez a catorce meses”).

3°-Tipo agravado 2 (art.184-3: “Cuando la víctima sea especialmente vulnerable por razón de edad, enfermedad o situación, la pena será de prisión de cinco a siete meses o multa de diez a catorce meses en los supuestos previstos en el apartado 1,y de prisión de seis meses a un año en los supuestos previstos en el apartado 2 de éste artículo”).

En primer lugar, dicen nuestros Abogados Penalistas, que se protege en estos delitos la libertad sexual y en segundo, la fase de formación de voluntad de la víctima que, en estos casos, aparece amenazada o forzada y evita la formación de una voluntad válida.

El sujeto activo debe ser una persona compañera de la víctima que ha de ser quien haga esa proposición sexual, y puede ser que lo proponga para si misma o, también, para un tercero (aunque, en estos casos, el tercero puede ser partícipe del hecho criminal). El sujeto pasivo es cualquier persona que reciba la proposición mediando la relación descrita. Viene determinada por la solicitud de favores sexuales mediando una relación laboral, docente o de prestación de servicios. Esta proposición ha de ser habitual y continuada y ha de generar en la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante.

No es requisito necesario la obtención del favor requerido, sino que bastará con que se produzca la situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante para la víctima. ¿Cúando se dará esta situación? Se sigue un criterio social conforme al común de la población y, para ello, debemos partir de estas tres líneas bases:

Debe apreciarse, según el criterio de nuestros Abogados de delito de chantaje sexual, que la víctima ha sufrido algún tipo de intimidación aunque sin llegar a ser tan grave como en los supuestos de los arts. 178 y 179 del C. Penal (relativos al delito de agresión sexual).

La “hostilidad” se debe identificar aquí con la creación de un ambiente que impida o dificulte la correcta relación que se daba anteriormente entre los sujetos.

La “humillación” que se equipara aquí con “ridiculización”. Así, el T.S. lo entiende como: “aquella persona que se ve acosada con bromas de mal gusto y situaciones similares”. Otra cuestión a estudiar es: ¿Cuando se entiende consumado el delito de acoso sexual? y hay que responder que en el momento de la proposición o de la solicitud de favores sexuales. La solicitud ha de ser “sería, verosímil, exteriorizada por palabras, gestos, etc o de manera escrita”.

La agravación de estas conductas se basa en la especial vulnerabilidad por razones de edad, enfermedad o situación en que se encuentra la víctima. En este sentido, por esa misma protección que se debe a los que reciban este tipo de solicitudes, se agravará la pena según que los hechos se califiquen en atención al art 184-1 o al 184-2.