900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

El delito de cohecho, según los Abogados delito de cohecho de la Firma se pone en manifiesto por la recepción de una dádiva por parte de un Funcionario Público. La dádiva (favor o retribución) es el núcleo central de las conductas típicas descritas como delito de cohecho.

Por tal debemos entender al medio que se utiliza por el funcionario, solicitar, recibir, aceptar, admitir; o por el particular, corromper, intentar corromper, sobornar, atender las solicitudes de los funcionarios para consolidar la voluntad de estos o conseguir que se desvíen del recto ejercicio de sus funciones e incurra en las conductas típicas descritas por el legislador. En definitiva nos encontramos ante el verdadero motor del delito de cohecho, la causa que mueven al funcionario o al particular a la corrupción del ejercicio de la función pública. Elementos del delito de Cohecho:

  1. como elemento subjetivo el tratarse de funcionario público;
  2. como elemento objetivo que el acto de que se trate guarde relación con su función o cargo
  3. como acción la de solicitar o recibir dádiva o presente, u ofrecimiento o promesa en atención a su comportamiento.

En todo caso el tipo penal exige, en lo que al funcionario concierne, que solicite o reciba la dádiva ora para cometer un delito en el ejercicio de su cargo ora para ejecutar un acto injusto relativo al ejercicio de su cargo, incluso si no llega a ejecutarlo, o para abstenerse de un acto que debiera practicar. Pero también cuando la dádiva, solicitada o aceptada, tenga por objeto un acto propio del cargo a realizar o ya realizado. Y, finalmente, se comete también el delito por el funcionario que acepta dádiva o regalo que se le ofrece precisamente en consideración al cargo que desempeña. O para la consecución de un acto no prohibido legalmente, según ponen de manifiesto los Abogados delito de cohecho.

La tipificación del delito de cohecho parte del principio administrativo según el cual ningún funcionario público puede recibir emolumentos por el cumplimiento de la función pública, al ser una de las notas características de la función pública que el abono de sus servicios corra a cargo a los presupuestos generales del Estado. En la tipificación del delito de cohecho se distingue entre la conducta de quien pretende corromper y la del funcionario que la recibe.

En esta distinción se parte de la existencia de un pacto, escrito o no, por el que una persona soborna o acepta el ofrecimiento del funcionario corrupto y otra, el funcionario, quien acepta el presente, o realiza el ofrecimiento determinante de la corrupción. En la doctrina penal clásica se afirmó que “el cohecho es la venta de un acto perteneciente a sus funciones y que por regla general debería ser gratuito”. En un sentido contrario, la doctrina mayoritaria actual sostiene, y esta parece la construcción mas acorde con la tipificación del Código penal, la naturaleza unilateral del delito de cohecho, la existencia de dos personas en la realización del acto de corrupción es irrelevante. De hecho, si se descubre la existencia del pacto, dará lugar a dos tipificaciones distintas, la del particular y la del funcionario, bastando que el particular ofrezca la dádiva y que el funcionario la acepte para que cada uno de ellos responda por su respectiva tipicidad. Lo relevante es la conducta del funcionario, que solicita o acepta la dádiva, y la del particular que acepta el ofrecimiento del funcionario u ofrece la dádiva al funcionario. Consecuencia de esta construcción es que el delito de cohecho no requiere la existencia de un pacto, bastando para la tipicidad el acto unilateral de cada uno de los hipotéticos sujetos activos de las respectivas incriminaciones contenidas en el delito de cohecho. ”

Como se dijo hay que distinguir el cohecho activo del pasivo, en ambos casos la conducta es múltiple así para el activo, el cohecho del particular, intentar corromper o aceptar la solicitud del funcionario, mientras que en el segundo, el cohecho del funcionario, se integra por el solicitar o el aceptar, sin que, como veremos, se precise el recibir.

Como también se adelanto por nuestros Abogados delito de cohecho la acción típica no tiene porque ser directa, pues se admite a través de persona interpuesta y del mismo modo el beneficio también puede ser para un tercero, si bien la doctrina entiende como peligrosa la indefinición de este tercero, estimando que en todo caso el funcionario debería obtener algún beneficio de su acción (o abstención o retraso).