900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

ABOGADOS DELITO DE AMENAZAS EN TORREMOLINOS

Bien jurídico protegido en el delito de amenazas en Torremolinos.

En estos delitos se protege la libertad. Afecta a la libertad de decisión del sujeto a la realización de una acción o no hacerla, y hacerla del modo o forma que el sujeto decida.

La naturaleza de estos delitos, señalan nuestros Abogados delito de amenazas en Torremolinos es una cuestión debatida. Una parte de la doctrina considera que son delitos de mera actividad, se consuman con el mero hecho de proferir la amenaza y que ésta llegue a conocimiento del destinatario. Otro sector doctrinal considera que son delitos de resultado y para su consumación se requiere algo más. Y por último, otra parte de la doctrina los califica teniendo en cuenta si la amenaza es condicional o no, de tal forma que las amenazas condiciones son delitos de resultado, y las no condicionales son delitos de mera actividad.

LA CONDUCTA TÍPICA DEL DELITO DE AMENAZAS

Conducta típica consiste en amenazar con causar un mal, así lo explican nuestros Abogados delito de amenazas en Torremolinos. La clase de mal con que se amenaza dará lugar a los distintos tipos de delitos de amenazas. La amenaza de causar un mal debe ser real, sería y perseverante. El mal con el que se amenaza debe ser futuro y posible. Hay que tener en cuenta para calificar los hechos como constitutivas de delito: la persona que las profiere, los antecedentes, la ocasión, el lugar, el tiempo y los hechos anteriores, simultáneos y posteriores.

Son delitos eminentemente dolosos. La consumación del delito se produce cuando la amenaza llega a conocimiento del sujeto pasivo.

DELITO DE AMENAZAS GRAVES EN TORREMOLINOS

Amenazar con un mal constitutivo de delito.

La redacción del precepto no es muy afortunada y la doctrina se encuentra dividida respecto si es necesario que se amenace con causar alguno de los delitos mencionados, o bien si se trata de una enumeración ejemplificativa y se admite la amenaza de cualquier tipo delito. Se excluyen las faltas, pues se establece expresamente que sean delitos, Abogados delito de amenazas en Torremolinos.

Sujeto activo puede ser cualquiera. Sujeto pasivo es quien recibe la amenaza; no podrán ser sujeto pasivo aquellas personas que no tengan capacidad para enterarse de las amenazas.

La conducta típica consiste en manifestarle al sujeto pasivo, directamente o por otro medio eficaz para que llegue a su conocimiento, la intención de causarle a él, su familia o a otras personas con las que esté íntimamente ligado un mal constitutivo de delito, no de falta, y tener la suficiente entidad para causar inquietud o intranquilidad en la persona que recibe la amenaza porque teme que pueda cumplirla. El mal con el que se amenaza es futuro, si fuera inmediato sería intimidación.

Solo es posible la conducta dolosa. Es un delito eminentemente intencional, el sujeto activo es consciente de que amenaza con un mal que constituye delito.

La consumación se produce cuando el sujeto activo comunica al sujeto pasivo o pone en su conocimiento el mal constitutivo de delito que piensa infligir a esa persona o las personas ligadas a él. La tentativa es posible, cuando la amenaza no llegue a conocimiento de la persona a la que iba dirigida.

Tipos de amenazas graves de un mal constitutivo de delito: Condicionales, si se ha conseguido su propósito.

Pena: prisión de 1 a 5 años

Las recogida en el art. 169.1º “si se realiza la amenaza exigiendo una cantidad de dinero o cualquier otra condición, aunque no sea ilícita”. Distinguiéndose:

Si no se ha conseguido su propósito. Pena: prisión de 6 meses a 3 años. Se trata de un delito de resultado.Existe un supuesto agravado, si las amenazas se hicieren por escrito, por teléfono o por cualquier medio de comunicación o reproducción, o en nombre de entidades o grupos reales o supuestos. Pena en su mitad superior.

Es un delito de simple actividad recogida en el art. 169.2º si la amenaza no ha sido condicional.

Pena: prisión de 6 meses a 2 años.

Existen varios supuestos agravados del delito de amenazas

Recogido en el art. 170.1 “Si las amenazas de un mal que constituyen delito fuesen dirigidas a atemorizar a los habitantes de una población, grupo étnico, cultural o religioso, o colectivo social o profesional, o a cualquier otro grupo de personas, y< tuvieran la gravedad necesaria para conseguirlo.”

Pena: superior en grado

El art. 171.1 castiga “las amenazas de un mal que no sea constitutivo de delito, atendiendo a su gravedad y a las circunstancias del hecho, si se exigiera una condición que no consista en una conducta debida Amenaza de un mal no constitutivo de delito. La exigencia de cumplimiento de una conducta debida no constituye delito de amenazas, por ejemplo en el caso que se exija cumplir un contrato, Abogados delito de amenazas en Torremolinos. Para ser constitutivas de delito deben ser condicionales, distinguiéndose: Si no se ha conseguido su propósito.

Pena: prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 24 meses.

   
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
×
A su disposición las 24 horas. Hable con nosotros ahora mismo y le ayudamos con su problema.