900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

El tipo básico de delito de apropiación indebida se establece en el artículo 252 del Código Penal. El bien jurídico protegido en este tipo es la propiedad. No obstante, en los casos de apropiación indebida de dinero u otras cosas fungibles, se considera que el bien jurídico protegido es un derecho de crédito, ya que, al ser bienes fungibles, quienes los reciben obtienen su propiedad con la exigencia de restituir una cantidad igual a la que fue entregada.
El objeto material viene constituido, según el criterio de nuestros Abogados delito de apropiación indebida de acuerdo con el artículo 250 del Código Penal, por “dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble o activo patrimonial”. La cuantía del objeto apropiado ha de superar 400,00 €; de lo contrario, es un delito leve de apropiación indebida con cargo a la última modificación del Código Penal.

El delito de apropiación indebida es un delito especial, puesto que la norma establece que sólo pueden ser sujetos activos “los que hayan recibido la cosa en depósito, comisión o administración, o por otro título que produzca obligación de entregarla o devolverla”. La condición de sujeto activo implica hallarse en una determinada posición de confianza que requiere la concurrencia de dos elementos: recepción de la cosa y título que produzca la obligación de entregarla o devolverla.

En primer lugar, la norma exige que el autor del delito haya recibido la cosa; por ello, no se comete una apropiación indebida si la cosa estaba ya en poder del autor y permanece en su patrimonio, aunque haya dejado de ser el dueño de ella. En segundo lugar, la norma exige que el autor debe haber recibido la cosa con base en un título que produzca obligación de devolverla; en general, se trata de un título que transmite la posesión de la cosa pero no la propiedad.

delito de apropiación indebida

En relación con ello, se plantea el problema de cómo tratar los contratos que implican la recepción de dinero o cosa fungible (préstamo, comisión, administración, etc.), ya que son contratos por los cuales se transmite directamente la propiedad de la cosa, y simplemente generan la obligación de devolver otro tanto equivalente a lo recibido.

Para determinar si se verifica el delito de apropiación indebida en estos supuestos, dicen nuestros Abogados Penalistas, lo más correcto es comprobar si se lesiona el bien jurídico protegido, entendido como derecho a la devolución de algo similar. En consecuencia, hay que ver si se produce una apropiación definitiva de la cosa entregada; esta lesión se produce cuando la devolución se ve impedida definitivamente por un uso indebido del dinero o cosa fungible, o si se frustra el fin perseguido por quien entregó la cosa.

Por otra parte, la mera tenencia, mantenimiento o custodia vinculadas a un encargo concreto no bastan para considerar al sujeto poseedor; así, hay hurto y no apropiación indebida en casos como los siguientes: apropiarse del equipaje de un tercero que ha pedido que se le vigile, de las cosas cuyo envío por correos o transporte se ha encargado, etc.

la apropiación indebida

Para hablar de delito de apropiación indebida, pues, debe haber posesión con alguna facultad sobre la cosa autorizada por su propietario. En todo caso, la conducta típica consiste en apropiarse o distraer las cosas muebles recibidas, o negar haberlas recibido. Apropiarse consiste en hacerse dueño de la cosa, y distraer equivale a dar a la cosa un destino diferente al previsto. También constituye apropiación indebida negar haber recibido la cosa, siempre que se pruebe la entrega del objeto y la no devolución. Es importante destacar que el simple hecho de no entregar la cosa (admitiendo haberla recibido) no da lugar al delito de apropiación indebida: se trataría solamente de un incumplimiento contractual. Así, si el propietario de la cosa realiza un requerimiento y el poseedor no cumple su obligación de entrega, todavía no se ha cometido el delito de apropiación indebida: se necesita no sólo la conducta negativa de desatender el requerimiento, sino también una conducta positiva de apropiación.

abogados para delitos de apropiación indebida

Por otra parte, la doctrina mayoritaria considera, junto con los Abogados delito de apropiación indebida que la conducta típica de apropiación indebida requiere como resultado un perjuicio correlativo al acto de apropiación: es necesario, concretamente, que el propietario pierda el valor económico de la cosa y que el autor del delito se enriquezca incorporando la cosa a su patrimonio. En el delito debe concurrir asimismo el ánimo de lucro, es decir, el autor ha de tener la intención de incrementar su patrimonio, de apropiarse de la cosa.

En cuanto a la penalidad, el artículo 252 del Código Penal, al sancionar la apropiación indebida, remite a las disposiciones que contienen el régimen de penas del delito de estafa. Por ello, para castigar el delito de apropiación indebida se tienen en cuenta las mismas circunstancias condicionantes de
la determinación de la pena que operan en la estafa, y se aplican los mismos subtipos cualificados que en esa figura delictiva. Existe una conexión importante entre el delito de apropiación indebida y el delito de estafa.

Supuestos especiales de apropiación indebida. Van a comentar nuestros Abogados delito de apropiación indebida los artículos 252 a 254 del Código Penal;

Depósito miserable o necesario señalado en el artículo 252 del Código Penal. El artículo 252 del Código Penal agrava la pena del delito de apropiación indebida “en el caso de depósito miserable o necesario”, lo que remite a la definición normativa de tales géneros de depósito que hace el artículo 1.781 del Código Civil.

Apropiación de la cosa perdida señalado en el artículo 253 del Código Penal.

El artículo 253 del Código Penal castiga a quienes, con ánimo de lucro, se apropian de una cosa perdida o de dueño desconocido, siempre que su valor exceda de 400,00 €. El comportamiento constituye un tipo cualificado cuando la cosa es de valor artístico, histórico, cultural o científico.

Apropiación indebida por error del transmitente señalado en el artículo 254 del Código Penal.

El artículo 254 del Código Penal castiga al sujeto que, tras haber recibido por error dinero o una cosa mueble, niegue haberlo recibido o, comprobado el error, no proceda a su devolución, siempre que la cuantía de lo recibido exceda de 400,00 €. Por ejemplo el quedarse con un ingreso improcedente en una cuenta bancaria.

Nuestro bufete de abogados cuenta con algunos de los abogados más experimentados en los casos penales más complejos del país. Los abogados de la Firma han estado defendiendo los derechos de cientos de clientes que nos han escogido para representarlos. Nuestros abogados son altamente calificados y cuentan con una gran experiencia en los diferentes tipos de casos penales más complicado. Tenemos la solución a su problema y estamos a su disposición las 24 horas del día. Déjenos ayudarle, sabemos hacerlo y lo haremos bien.