900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Los Profesionales de nuestra Firma son contratados en toda España fruto del prestigio que cuentan como Abogados Penalistas en Córdoba. Los Abogados delito de asesinato en Córdoba están preparados para tramitar los expedientes más complejos. Podemos ayudarle y sabemos como hacerlo.

Hay alevosía cuando el culpable comete cualquiera de los delitos de asesinato contra las personas empleando en la ejecución medios, modos o formas que tienden directa o especialmente a asegurarla, sin el riesgo que para su persona pudiera proceder de la defensa por parte del ofendido. Art. 22.1 CP.

Abogados delito de asesinato en Córdoba

Para que pueda apreciarse alevosía, señalan nuestros Abogados delito de asesinato, no es necesario que el sujeto consiga la muerte de la víctima, sino que la utilice para la ejecución. Si no se consigue la muerte, el asesinato quedará en grado de tentativa. La alevosía supone actuar a traición y sobre seguro; ataque súbito, imprevisto, fulgurante y repetido, para evitar riesgos que puedan derivarse de la defensa que pueda llevar a cabo la víctima.

Alevosía preordenada o sobrevenida: Puede estar preordenada con anterioridad a la ejecución o sobrevenida una vez iniciada la misma; la jurisprudencia no es uniforme. En cualquier caso, no hay que confundir la alevosía con la actuación del autor cuando después de la primera o primeras agresiones, la víctima queda mermada de posibilidades de defensa, situación que se da en ocasiones en condiciones homicidas de no pueden ser calificadas de asesinato, también cabe la posibilidad de que un comportamiento iniciado alevosamente, pueda dejar de serlo y lo contrario.

La jurisprudencia distingue tres tipos o modalidades de alevosía según nuestros Abogados delito de asesinato en Córdoba:

La proditoria, singularizada por el acecho o el apostamiento, por la emboscada, trampa o celada. La súbita, o “ex improvissu”, en la que el agente acomete a la víctima de un modo inesperado, inopinado, repentino y sorpresivo, hallándose dicha víctima totalmente inerte y desprevenida sin que pudiera presagiar el desencadenamiento repentino de un ataque contra su vida o su integridad personal. La perpetrada con aprovechamiento, del especial desvalimiento o desamparo del ofendido, que puede ser: un niño de corta edad, un anciano, un minusválido o alguien que se halla totalmente embriagado, etc., cualquier situación que impida cualquier tipo de defensa.

Compatibilidad de la alevosía con el dolo eventual: La doctrina se pronuncia en contra de esta compatibilidad, con alguna excepción, mientras que la jurisprudencia, aún siguiendo esta línea, no es tajante. Considera la jurisprudencia que la alevosía requiere que el conocimiento y voluntad del autor en el asesinato abarque tanto la muerte, como la forma de llevarlo a cabo, lo que no parece pueda concurrir en el dolo eventual. El TS aún reconociendo las dificultades admite en diversas sentencias la compatibilidad entre dolo eventual y alevosía.