900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Contamos con un elenco de Letrado y Economistas para la Defensa de la Acusación por delito de fraude fiscal. Nuestros Abogados Especialistas en delitos de fraude fiscal están acostumbrado a logra éxitos en su trabajo en forma de SENTENCIAS GANADAS.

El fraude fiscal es un fenómeno del que se derivan graves consecuencias para la sociedad en su conjunto. A MAYOR NÚMERO DE PERSONAS QUE DEFRAUDAN, MENOS SERVICIOS PÚBLICOS QUE SE PUEDEN ACOMETER. Especial relación tiene este tipo delictivo con el delito de blanqueo de capitales defendido por nuestros mejores Abogados Penalistas.

Supone EL  delito de fraude fiscal una merma para los ingresos públicos, lo que afecta a la presión fiscal que soportan los contribuyentes cumplidores; condiciona el nivel de calidad de los servicios públicos y las prestaciones sociales; distorsiona la actividad de los distintos agentes económicos, de tal modo que las empresas fiscalmente cumplidoras deben enfrentarse a la competencia desleal de las incumplidoras; en definitiva, el fraude fiscal constituye el principal elemento de inequidad de todo sistema tributario.

Frente a los comportamientos defraudatorios defendidos por nuestros Abogados Especialistas en delitos de fraude fiscal, la actuación de los poderes públicos debe encaminarse no sólo a la detección y regularización de los incumplimientos tributarios, sino también, y con mayor énfasis si cabe, a evitar que estos incumplimientos se produzcan, haciendo hincapié en los aspectos disuasorios de la lucha contra el fraude, al tiempo que se favorece el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias.

Se contemplan en el fraude fiscal, según nuestro Abogados Especialistas en delitos de fraude fiscal dos hechos punibles de conformidad con lo acordado en el Pleno no jurisdiccional de 15 de febrero de 2002).

  • • Consumación: si llega a realizarse toda la conducta pero no llega a percibirse la subvención puede haber una tentativa de delito. 18.3. Fraude de subvenciones
  • A) La obtención de subvenciones, desgravaciones o ayudas de las Administraciones públicas de más de ciento veinte mil euros, falseando las condiciones requeridas para su concesión u ocultando las que la hubiesen impedido. Para la determinación de la cantidad defraudada se estará al año natural. ✓ Deberá tratarse de subvenciones obtenidas para el fomento de la misma actividad privada subvencionable, aunque procedan de distintas Administraciones o entidades públicas.
  • B) El desarrollo de una actividad subvencionada con fondos de las Administraciones públicas cuyo importe supere los ciento veinte mil euros, incumpliendo las condiciones establecidas al alterar sustancialmente los fines para los que la subvención fue concedida.
  • Ejemplos: Incurre en el delito quien obtiene una subvención afirmando falsamente que es para producir uva de mesa, cuando en realidad se destina a producir uva para la vinificación, y además se falsea la extensión de los terrenos dedicados al cultivo.

En ocasiones nos encontramos con imputaciones por delito de falsedad documental e incluso en algunos casos por delito de estafa. En ocasiones nos hemos encontrado con imputaciones en relación con el delito de contrabando de tabaco con subvenciones previas para su cultivo.