900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Hay que contar con la mejor defensa Penal es supuestos de Pornografía Infantil derivada de bajadas de material fotográfico de emule y lphant, toda vez que son muchos los supuestos en los que bajando otro material, se ha colado material de pornografía infantil, no siendo este el interés del Autor y viéndose detenido por un delito de la transcendencia del delito de pornografía infantil. Siguiendo la recomendación de nuestros Abogados Especialistas en delitos de pornografía infantil, hay que tener un cuidado extremo a la hora de bajar cualquier contenido de internet a través de emule o lphant.

Nos podemos encontrar que el Ministerio Fiscal, si se ha agraviado a un número amplio de personas aumente su solicitud de años de prisión en base a la aplicación del agravante del delito continuado.

Con la ayuda de nuestros Abogados delito de pornografia infantil en emule y lphant y partiendo como hecho incuestionable de la existencia, tras el examen del contenido del disco duro del ordenador del acusado, de determinados archivos (23) con contenido de pornografía infantil, el agente de la Guardia Civil con T.I.P X00000X, ratificó su Informe y al respecto de las descargas de archivos por error, a preguntas de la defensa, manifestó que existía dicha posibilidad, especificando “…Sí yo busco pornografía en el emule y me dan 50 resultados y yo los 50 los marco para descargar, es posible que dentro de esos 50 haya un archivo de contenido pedófilo …”; sin descartar que si el archivo no se visualiza, no existe posibilidad de que el usuario sepa que está compartiendo el mismo; de ahí que acudan a las directrices marcadas por la fiscalía que prevé un periodo de 15 días durante los cuales el usuario debe tener conciencia de lo que hace; lo anterior, unido a las circunstancias que motivaron el inicio de las actuaciones  revela la posibilidad de que dicha descarga hubiera sido errónea o involuntaria, máxime teniendo en consideración que el acusado había realizado descargas masivas de pornografía tal y como se desprende del elevado número de archivos detectados en su ordenador, sin que los contenidos de pornografía infantil se hallaran ni estructurados, ni ordenados, ni se hallara en ningún otro tipo de soporte, material relacionado con pornografía infantil.

En segundo término, tal y como consta al folio 33 de su Informe, manifestó que ninguna de las búsquedas efectuadas por el acusado (186 archivos) estaba relacionada con la pedofilia o la pornografía infantil, señalando que la práctica totalidad de los archivos compartidos de la carpeta incoming (9.276), eran de pornografía de adultos; así, en el acta de la diligencia de entrada y registro, folio 240 de los autos, consta que,  ” . . . en el programa de emule en “tráfico de descarga” hay un total de 186 archivos de cuyas denominaciones no están re/aóonadas con el hecho investigado …”. Bien es cierto que en la denominación de algunos de los archivos que se encontraban en la carpeta incoming, aparecía el acrónimo PTHC relacionado con menores, hallando un total de 23 archivos de esa naturaleza, pero, tal y como aclaró el perito de parte, pudiera tratarse de un resumen de ficheros localizados en esa carpeta con las palabras o secuencia de palabras PTHC, lo que no significa que se hayan buscado por dicho término, poniendo como ejemplo clarificador de derecho extremo uno de los archivos con contenido pedófilo que sin embargo no llevaban terminología relacionada con menores, con independencia de que incorporara la secuencia de palabras antes aludida, todo ello, sin obviar que no consta acreditado que se hallara ningún fichero en el que se encontraran las palabras PTHC. En ocasiones, nuestros Abogados Penalistas se han encontrado con expedientes dónde el Ministerio Fiscal agravaba la pena por la concurrencia de la agravante de banda organizada dirigida a delinquir. Sabemos como defender este tipo de expedientes graves.

Del mismo modo refirió que el archivo que dio origen a la investigación, folio 41 de su Informe, incluía el término “MATTURE”, término no identificativo de pornografía infantil, sino adulta.

Finalmente afirmó que, crearon, en el ordenador del acusado, dentro del escritorio una carpeta, donde almacenaron todas las evidencias, capturas digitales, archivos de muestras de contenido, pasando dicha carpeta a un DVD o CD para constancia de evidencias digitales; la ruta de directorio que incorporaba el término BURN, fue creado por los agentes policiales instructores;

Cuente con la experiencia de nuestros Abogados Especialistas en delitos de pornografía infantil.

En todos los archivos, cuyas capturas obran en los autos, existe coincidencia entre fecha de creación (fecha de inicio de la descarga del fichero en la carpeta “temp”) y fecha de último acceso; la fecha de modificación de algunos de los archivos, que refleja el momento en el que descargado el archivo el programa emule lo traslada a la carpeta “incoming” varía en un día con respecto a la fecha de creación y último acceso. De lo anterior se infiere que desde su creación no existió movimiento alguno de dichos ficheros por parte del acusado, pues de lo contrario se hubiera producido una mutación de las fechas; consta que la carpeta temporal oculta en la que se encontraban los ficheros de pornografía infantil, se generó, cuando se creó el DVD o el CD antes aludido, esto es el 12 de diciembre de 2012, fecha de la entrada y registro, lo que acredita que dichos ficheros se movieron, temporalmente, al crearse dicha carpeta, sin que existan evidencias objetivas de tal intensidad que permitan aseverar que, efectivamente, hubo visualización de los referidos archivos, no constando dato alguno al respecto en el Informe Técnico del disco duro efectuado por los Peritos de la Guardia Civil. Este tipo de asuntos está relacionado con los relativos a acoso sexual a menores de edad a través de grooming.

Con todo lo anterior, no puede concluirse que exista prueba de cargo suficiente al respecto de la concurrencia del elemento subjetivo del tipo penal objeto de acusación existiendo dudas relevantes que impiden asegurar que el acusado descargara intencionadamente dichos archivos, por lo cual, no procede sino la revocación de la sentencia y la libre absolución del acusado.

Son muchos los supuestos de inocentes investigados por delitos a través de internet como fruto de una descarga a través de emule que han defendido nuestros Abogados Penalistas con un final satisfactorio para sus intereses.