900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

El delito de detención ilegal se ampara dentro de un grupo de ellos que atentan directamente contra la libertad deambulatoria de las personas o dicho de otra manera más sencilla la libertad de movimiento. Nuestros Abogados de delito contra la libertad parte del estudio de un tipo básico señalado en el artículo 163.1 del Código Penal. De este tipo penal se establecen otros dos dependiendo de las circunstancias que reúna el Autor del delito del delito de detención ilegal.

Ya comentaron nuestros Abogados Penalistas que el bien jurídico protegido es la libertad de las Personas entendidas como la posibilidad de deambular libremente. Más concretamente, la libertad de movimiento, es decir, la capacidad del ser humano de fijar por sí mismo su situación en el espacio físico, ir de un lado para otro de acuerdo a su propia voluntad.

El sujeto activo puede ser cualquier persona estableciéndose por el Código Penal un tipo agravado en según que circunstancias del sujeto activo. Respecto del sujeto pasivo puede ser igualmente cualquier persona siempre que tengan capacidad suficiente para poder trasladarse por sí mismos. En los casos de personas paralíticas que necesiten de medios auxiliares para trasladarse, existe detención ilegal cuando se les priva de estos medios.

delito detención ilegal

La conducta típica consiste en privar al sujeto de la posibilidad de determinar por sí mismo su situación en el espacio físico.

De acuerdo con ello, la jurisprudencia considera que es detención ilegal obligar a una persona a acompañar al sujeto activo a donde se le antoje pues de otra manera esa persona a buen seguro no iría dónde la autora quisiera sino donde la del Autor del delito quiere.

En ambos casos el resultado es el mismo, la privación de la libertad deambulatoria, con cuya realización se consuma el delito de detención ilegal. No obstante, aunque el delito se consuma en el instante en que se priva
de libertad al sujeto, es necesaria una mínima continuidad temporal para que pueda hablarse de detención.

En todo caso, según nuestros Abogados delito de detención ilegal, se trata de un delito de efectos permanentes, es decir, el contenido de lo injusto dura todo el tiempo que subsista la privación de libertad del Autor para con la víctima.

En cuanto a los posibles concursos, se considera que hay concurso de normas con el delito de coacciones, respecto de las que la detención ilegal constituye ley especial. No olvidemos que el delito de coacciones se centraba en no permitir a alguien hacer lo que le ley le permite o por el contrario obligarle a hacer lo que la ley le impide.

En cambio, con el delito robo con violencia o intimidación y con los delitos contra la libertad sexual existe concurso real o medial, siempre que la detención tenga una cierta entidad temporal. El Código Penal establece la existencia de tipo atenuado cuando el Autor pone voluntariamente en libertad al encerrado dentro del plazo de los 3 días desde la privación de libertad. Para la aplicación del tipo atenuado se tienen que dar dos requisitos. El primero de ellos es la puesta en libertad en ese plazo temporal, y el segundo de los requisitos es que la libertad se ejecute por la voluntad del sujeto activo.

En la medida en que el artículo 163.2 del Código Penal exige que la liberación se produzca sin haber logrado el autor la finalidad que se propusiera, se garantiza que la puesta en libertad no responda simplemente a la obtención de los fines pretendidos con la comisión del delito de detención ilegal.

En consecuencia, no se aprecia el artículo 163.2 del Código Penal si el sujeto activo libera a la víctima ante la presencia policial, o al conocer que se ha detenido a sus compañeros de propósito. Señala el Código Penal un tipo agravado consistente en que la detenciones ilegal tenga una duración superior a los 15 días. Se trata, por tanto, de una agravación que atiende a la mayor afección del bien jurídico que supone una duración prolongada de la situación de privación de libertad.

Si precisa del asesoramiento de nuestros Abogados Penalistas no dude en consultar con ellos. Cuando nos enfrentamos a una acusación penal cualquier esfuerzo es poco para tratar de salir lo mejor parado posible. Así las cosas, por la experiencia y conocimiento del Derecho somos capaces de favorecerle el mejor resultado posible y lograr el objetivo que Usted busca. Consúltenos sin ningún compromiso.