900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

En el cuarto motivo, al amparo del artículo 849.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal se denuncia que los hechos, incluso tal como se declaran probados, no pueden calificarse como constitutivos del delito electoral del artículo 146.1.a) de la LOREG.

Como razones de tal discrepancia en la subsunción de aquellos hechos en el tipo penal se esgrimen: a) que en definitiva nada tiene de dádiva la contratación para trabajar, pues el contratado no es beneficiado al tener que desempeñar el esfuerzo de su trabajo a cambio del salario; b) que uno de los receptores del requerimiento no era elector cuando se le requirió y c) que la recompensa o dádiva solamente resultaría típica si el beneficiado es precisamente quien es elector y no un tercero, por lo que no hay delito si el elector es solamente familiar de quien se beneficia de la oferta.

En cuanto al argumento a) no cabe sino considerarlo próximo al sarcasmo cuando se piensa en la cifra de personas que no disfrutan de una relación laboral retribuida. Pensar que para los mismos obtener un contrato que la instaure no es una recompensa o remuneración, incluso dádiva, es irritante. Recorremos que el concepto de dádiva está especialmente relacionado con el delito de cohecho.

En cuanto al argumento b) además de que solamente excluiría uno de los múltiples actos de solicitud de voto que la sentencia imputa, olvida que, en todo caso, no consta que el requerido, en ese caso, no fuera elector al tiempo de emitir el voto aunque no tuviera la edad para votar días antes.

En cuanto al argumento c) lo relevante es que un elector (algún elector, dice el precepto penal especial) ve como es solicitado para que emita el voto en determinado sentido, coincida o no con su voluntad, influyendo espuriamente en ésta, con recompensa, dádiva o remuneración, que, con la solicitud de voto, se efectúa, bien a favor del mismo elector, bien de cualquier otra persona, si esa remuneración, recompensa o dádiva puede influir, forzándola, en la voluntad del titular del derecho de voto. Tenga en cuenta la experiencia de nuestros Abogados delito electoral.

Por otra parte el delito imputado se consuma por el mero hecho de la solicitud. Tenga en cuenta la experiencia de nuestros Abogados delito electoral.  Sea o no atendida por el destinatario de la bastarda influencia. Incluso vote o no el titular de ese derecho.

Así lo hemos declarado en la Sentencia de esta Sala Segunda de este Tribunal Supremo.

«Pues bien, es claro que la sala de instancia se ha atenido a este canon, al concluir, de la inasistencia del acusado y del tenor de su disculpa, que no existiendo una imposibilidad material de contar con la ayuda necesaria —ya que no hizo manifestación alguna al respecto, que, en otro caso, sin duda habría sito tomada en consideración— lo que hubo, en la opción más favorable, fue la omisión, por parte de Daniel Cxxx, de las previsiones necesarias para trasladarse al colegio electoral.

Tal es la conclusión racional y fundada que se expresa en la sentencia, y, por tanto, el motivo no puede acogerse.Tenga en cuenta la experiencia de nuestros Abogados delito electoral. Con apoyo en el art. 849,1o Lecrim, se ha aducido inaplicación indebida de la eximente de estado de necesidad, del art. 20,5a Cpenal.

El motivo es de infracción de ley, y, por ello, solo apto para servir de cauce a la denuncia de eventuales defectos de subsunción de los hechos en un precepto penal. Y lo cierto es que en estos no figura, más allá del dato de la incapacidad, que por sí mismo no produjo la imposibilidad objetiva para efectuar el desplazamiento a la sede de la mesa electoral, ningún otro apto para integrar el supuesto de hecho de la eximente que se pretende. Prueba de ellos es que en el planteamiento de la impugnación no se hace la menor indicación al respecto. Consecuentemente, tiene que desestimarse.

Por otro lado, y, en fin, la Audiencia, que dio a este asunto un tratamiento jurídico-formal impecable, del que no cabe disentir, ha sido, al mismo tiempo, sensible a la particular situación del ahora recurrente, acordando proponer el indulto. Tenga en cuenta la experiencia de nuestros Abogados delito electoral.  De este modo, ha trasladado, con buen criterio, el asunto que subyace al planteamiento de este tercer motivo al único terreno en el que debe ser abordado.