900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

En este post vamos a tratar de abordar el delito de exhibicionismo y provocación sexual cuya primera connotación es su relación con los delitos de contenido sexual ya estudiados con anterioridad. Los artículos 185 y 186 del Código Penal castigan los delitos de exhibicionismo y provocación sexual. El bien jurídico en ambos casos suele cifrarse en el derecho a la adecuada formación psicosexual de menores e incapaces, pues estas conductas son sólo delictivas cuando afectan a estas categorías de personas. De una manera más sensible por relaciones a los afectados se encuentran los delitos sexuales contra menores de edad que ya tratamos.

El delito del artículo 185 del Código Penal consiste en ejecutar o hacer ejecutar a otra persona actos de exhibición obscena (generalmente, exhibición de genitales o masturbación) ante menores de edad o incapaces. En su versión “hacer ejecutar”, si el sujeto es forzado, existe un concurso con amenazas o coacciones.

consideraciones al delito de exhibicionismo

Por su parte, el delito contemplado en el artículo 186 del Código Penal consiste en difundir, vender o exhibir material pornográfico ante menores de edad o incapaces.

Por “material pornográfico” (y esto nos será útil para otros preceptos) entiende el Tribunal Supremo cualquier material “dominado por interés libidinoso”, “potencialmente ofensivo por desviarse de los estándares de la comunidad en la representación de materias sexuales“, y sin valor social ni literario, artístico, científico, político, pedagógico o informativo.

De estas normas es destacables que el Código Penal considera que menor que a su vez sea mayor de 13 años pueda consentir relaciones sexuales, pero no puede presenciar actos de exhibicionismo obsceno, ni se le puedan exhibir vídeos pornográficos.

Hemos forjado una reputación de no abandonar jamás, no aceptar nunca la derrota y tratar a nuestros clientes como personas únicas a las que debemos dar una solución individual y dedicar el máximo esfuerzo. Por eso trabajamos sin descanso junto a usted para obtener un buen resultado en el litigio. Combinando un completo entendimiento de su caso, un profundo conocimiento de la ley, un importante historial de éxito y su fidelidad, estamos convencidos de que encontraremos la mejor salida para su situación. Estamos siempre a su disposición, déjenos ayudarle.