900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Las Peleas y agresiones en Torremolinos los fines de semanas son habituales según ponen de manifiesto nuestros Abogados delito de lesiones leves en Torremolinos. Este tipo de procedimientos judiciales conlleva un Juicio y una eventual condena sin no se contrata a un buen Abogado Penalistas en Torremolinos.

Este es es típico supuesto de que lo barato sale caro, ir sin Abogado es garantía de condena en la mayor de los casos.

Dispone al art. 147.2 que: «No obstante, el hecho descrito en el apartado anterior será castigado… cuando sea de menor gravedad, atendidos el medio empleado o el resultado producido».

El tipo básico del delito de lesiones en Torremolinos se encuentra en el artículo 147.1 del Código Penal, conforme al cual:

“El que, por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental, será castigado, como reo del delito de lesiones con la PENA DE PRISIÓN de 3 MESES a 3 AÑOS o MULTA de 6 a 12 meses, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. La simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará tratamiento médico”.

Y como veremos posteriormente, el delito leve de lesiones en Torremolinos de menor gravedad será aquel que no necesite “además de una primera asistencia facultativa, TRATAMIENTO MÉDICO o QUIRÚRGICO“. Consulte con nuestros Abogados Especialistas en delito de lesiones en Torremolinos.

Contrate a Abogados delito de lesiones leves en Torremolinos y quédese tranquilo en la defensa de sus intereses. EJEMPLO del delito leve por lesiones en Torremolinos de menor gravedad

Lo encontramos cuando una persona agrede de forma física a otra, causándole arañazos o un hematoma que únicamente requiere para su sanidad de una sola asistencia facultativa (le prescribe el médico algún fármaco para el dolor) pero no requiere de posterior tratamiento médico o quirúrgico.

Pena: Prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses.

Se establece aquí un amplio arbitrio judicial, que permite rebajar la pena notablemente. Esto pone de manifiesto la inseguridad del legislador, que pese a la diversidad de tipos previstos reconoce que el tema queda inconcreto en muchos supuestos, lo que no mejora la situación de inseguridad jurídica. Busca el legislador, en base a los medios utilizados por el autor y al resultado que se produce, que el juez aplique la pena adecuada observando el principio de proporcionalidad.