900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Artículo de nuestros Abogados especialistas en delitos de receptación en Málaga.

 

Según nuestros profesionales, El delito de receptación puede ser entendido como un delito de continuación de un delito previo. La receptación es aquella persona que adquiere a título gratuito O a título oneroso un bien que ha sido robado O hurtado. Es decir hay, previamente, un delito de robo un delito de hurto.

El autor del delito de receptación no tiene ninguna implicación en el delito previo pero si es conocedor de la existencia del mismo y fomenta la realización de esos tipos delictivos adquiriendo ese bien robado. El claro ejemplo de delito de receptación lo comete aquella persona que acude al típico rastrillo a comprar un radiocasete para un coche a sabiendas de que en ese lugar se suelen vender bienes robados y cuando lo adquiere no pide ningún tipo de documentación al respecto del equipo electrónico que compra.

El autor del delito será castigado con una pena de seis meses a dos años. Cambie´n es posible que se le condene a una pena de uno a tres años cuando concurra alguno de las siguientes circunstancias:

Cuando los hechos revistan especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos adquiridos mediante receptación o a los perjuicios que previsiblemente hubiera causado su sustracción.

También se aplicará el tipo agravado cuando nos encontramos ante bienes de los considerados como de primera necesidad.

A nadie escapa que con este tipo de delitos el objetivo que se trata de conseguir es frenar la proliferación de delitos de robo, también de delitos de hurto. Aquella persona que dedica su actividad profesional al robo y al hurto continúa ejerciendo esta actividad si encuentra personas que compren esos bienes robados O dicho de otra manera con el delito de receptación se trata de romper el estímulo parece autor del delito primario.

En el tipo delictivo de la receptación, según nuestros Abogados Penalistas Málaga, son elementos esenciales el ánimo de lucro Y el conocimiento de la comisión de un delito previo contra el patrimonio de una tercera persona, el código penal exige la figura del dolo como el elemento de voluntad de cometer el delito. Dicho lo anterior no se entiende la figura del delito de receptación en su modalidad imprudencia. Para que exista receptación es necesario un perfecto conocimiento de que el bien había sido robado, por el contrario si no se puede acreditar el autor del delito sabía perfectamente que bien era robado no había hecho delictivo.

Según dispone en artículo artículo 298.2 del Código Penal, las penas del delito de receptación se impondrán en su mitad superior en el caso de que el autor reciba, adquiera y oculte los efectos para traficar posteriormente con ellos.

Si Ud precisa del asesoramiento de Abogados delito de receptación en Málaga no dude en ponerse en contacto con nosotros y le pondremos a su disposición a nuestros mejores Profesionales quienes sabrán dar solución al problema que tenga. Cuente con Nosotros. Si ha sido citado para Juicio por receptación en Málaga. llámenos.