900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

La mayor parte de las víctimas del timo del falso instalador suelen ser personas mayores y pensionistas. El estafador se presenta directamente en el domicilio de la víctima y según nuestros Abogados delito de estafa suelen utilizar un similar modo de operar. Así las cosas y encontrándonos ante una forma de timo de sobra conocido por los medios de comunicación, cada tiempo suelen aparecer nuevos supuestos en distintos lugares de España.

Los autores del timo del falso instalador, van ataviados con mono de trabajo y suelen usar credenciales falsificadas para aportar credibilidad al engaño, elemento esencial del delito de estafa. Se presenta ante la víctima diciendo que es trabajador de la empresa instaladora del gas, de luz o de agua y que viene a realizar una revisión obligada por la Ley de la instalación de la vivienda de la víctima. El Autor del timo del falso instalador aparenta realizar varios trabajos técnicos; normalmente, se limita a abrir y cerrar un par de tapas y pegar un par de golpes con el destornillador. Finalizado el trabajo, indica a la víctimas que, menos mal que ha pasado la revisión pues esta se encontraba muy mal y podría haber ocurrido una desgracia o cuento similar, le extienden una Factura, que obviamente se trata de una Factura falsa, que la víctima abona y el autor se beneficia de la misma. Sobra decir que es de aplicación la agravante de banda organizada y de delito continuado de estafa.

Según nuestros Abogados Especialistas en Delito de Estafa señalan los siguientes elementos a tener en cuenta a la hora de estudiar este tipo delictivo:

  • La utilización de un engaño previo bastante, por parte del autor del delito de estafa, para generar un riesgo no permitido para el bien jurídico (primer juicio de imputación objetiva); esta suficiencia, idoneidad o adecuación del engaño ha de establecerse con arreglo a un baremo mixto objetivo-subjetivo, en el que se pondere tanto el nivel de perspicacia o intelección del ciudadano medio como las circunstancias específicas que individualizan la capacidad del sujeto pasivo en el caso concreto.
  • El engaño ha de desencadenar el error del sujeto pasivo de la acción.
  • Debe darse también un acto de disposición patrimonial del sujeto pasivo, debido precisamente al error, en beneficio del autor de la defraudación o de un tercero.
  • La conducta engañosa ha de ser ejecutada con dolo y ánimo de lucro.
  • De ella tiene que derivarse un perjuicio para la víctima, perjuicio que ha de aparecer vinculado causalmente a la acción engañosa (nexo causal o naturalístico) y materializarse en el mismo el riesgo ilícito que para el patrimonio de la víctima supone la acción engañosa del sujeto activo (relación de riesgo o segundo juicio de imputación objetiva).

Cuente con la Experiencia y el Asesoramiento de nuestros mejores Abogados Penalistas que sabrán dar solución a su problema penal, Abogados delito de estafa.