900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Este tipo que vamos a estudiar con la ayuda de nuestros Abogados Penalistas ocupa un tipo similar en cuanto a la conducta reprobable pero centrada en menores de una edad determinada. Así las cosas y en materia de agresiones y abusos sexuales, el artículo 183 del Código Penal establece previsiones muy semejantes a las que se contemplan para los mayores de 13 años. De este modo, en las agresiones sexuales deben concurrir violencia o intimidación, mientras que en los abusos sexuales la ley presume iuris et de iure que el menor de 13 años no puede prestar consentimiento válido.

En ambos casos se distingue entre atentados básicos y casos de acceso carnal o introducción de miembros corporales u objetos. Ya estudiamos este tipo de delitos sexuales contra menores de edad en otro post por parte de nuestros Abogados de delitos sexuales con amplia experiencia en este tipo de asuntos judiciales penales.

El artículo 183.4 el Código Penal establece una serie de subtipos agravados de las agresiones y abusos sexuales 
contra menores de 13 años, aplicables en los siguientes casos: a) cuando el escaso desarrollo intelectual o físico de la víctima la coloquen en una especial indefensión, y en todo caso cuando
sea menor de 4 años; b) actuación conjunta de 2 o más personas; c) violencia o intimidación particularmente degradantes o vejatorias; d) prevalimiento de relación de superioridad o parentesco, por ser ascendiente o hermano, por naturaleza, adopción o afín, de la víctima; e) puesta en peligro de la vida del menor; f) infracción cometida en el seno de una organización o grupo criminal dedicado a realizar tales actividades

consideraciones al delito sexual a menores de 13 años

El delito de GROOMING La estructura del delito viene configurada por cuatro elementos: a) contacto con un menor de 13 años a través de Internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación; b) propuesta de encuentro; c) realización de actos materialmente tendentes a conseguir efectuar el encuentro.

La propuesta de encuentro con el menor debe haber sido aceptada por éste. No resulta imprescindible, según nuestros Abogados de delitos sexuales que llegue a existir contacto sexual, ni siquiera que el menor y el sujeto lleguen a conocerse en persona, sino que el delito se entiende consumado cuando, tras haber contactado con el menor y haberle propuesto una cita, el sujeto realice los mencionados “actos materiales encaminados al acercamiento” con una finalidad sexual.

Por último, el artículo 183bis del Código Penal incluye una regla concursal, según la que las penas previstas en él se aplicarán sin perjuicio de las penas correspondientes a otros delitos eventualmente cometidos. De este modo, el legislador excluye expresamente la aplicación del concurso de normas, optando por el de delitos, que concurre en el caso en que llegue a producirse alguno de los ilícitos previstos en los artículos 179-183 o 189 del Código Penal.

Si, por cualquier motivo, un familiar, amigo o conocido se ve metido en un proceso relacionado con un delito como el que hemos tratado, no dudes en contactar rápidamente con nuestros Abogados de delitos sexuales, pues la presencia de un profesional especialista en la defensa de tus intereses, desde un principio, puede resultar determinante en cuanto al resultado final del procedimiento. Estamos a tu disposición 24 horas al día, 365 días al año. Sabremos defenderle.