900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Si el artículo 368 del Código Penal, según nuestros Abogados especialistas en delito de narcotráfico prevé como delito los actos que de cualquier modo “promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas”, quiere decir que es conforme a la literalidad de este texto castigar a los que podrían encajar en los citados arts. 28 b) y 29 –cooperadores necesarios o no necesarios– como personas que favorecen o facilitan ese consumo ilegal, es decir, como autores en sentido estricto con relación a este concreto delito de tráfico de drogas.

Por droga ha de entenderse “cualquier sustancia, terapéutica o no, que introducida en el organismo por cualquier mecanismo (ingestión, inhalación, administración, intramuscular o intravenosa, etc.) es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central del consumidor provocando un cambio en su comportamiento, ya sea una alteración física o intelectual, una experimentación de nuevas sensaciones o una modificación de su estado psíquico, caracterizado, según nuestros Abogados especialistas en delito de narcotráfico por:

1o) El deseo abrumador o necesidad de continuar consumiendo (dependencia psíquica).

2o) Necesidad de aumentar la dosis para aumentar los mismos efectos (tolerancia).

3o) La dependencia física u orgánica de los efectos de la sustancia (que hace verdaderamente necesarias su uso prolongado, para evitar el síndrome de abstinencia).

«…el Acuerdo del Pleno no jurisdiccional de 25 de octubre de 2005 “que establece el límite penológico de dos años de privación de libertad para casos como el que nos ocupa”.

El motivo, según nuestros Abogados especialistas en delito de narcotráfico carece de contenido casacional. La vía que elige el recurrente debe partir del respeto al hecho declarado probado discutiendo desde, ese respeto, el error en la subsunción del hecho en la norma. En este sentido la declaración fáctica es precisa en la redacción de un hecho constitutivo de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño a la salud cuya penalidad es la que media entre los tres y los nueve a los de prisión.

El Acuerdo al que se refiere el recurrente no es un acuerdo interpretativo de la ley, señalan nuestros Abogados delito narcotráfico o de unificación de doctrina en la aplicación de la ley, sino es la expresión de una voluntad colectiva de los Magistrados reunidos en Pleno no jurisdiccional en el que plantea una opción legislativa al gobierno y al legislativo solicitando, para determinados supuestos, la redacción típica de una de un tipo atenuado en el delito contra la salud pública que prevea el menor merecimiento de pena para conductas de mínima transmisión de sustancias tóxicas, de mínima afectación del bien jurídico protegido por el tipo penal. No se trata de derecho directamente aplicable, sino de expresión de una voluntad dirigida a quien tiene el poder de legislar sobre la materia.

Suele ser de aplicación automática la prisión provisional en asuntos de delitos de narcotráfico.