900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Ponemos a su disposición a nuestros mejores Abogados conducción bajo los efectos del alcohol en Málaga. La elevada preocupación social por las cifras de siniestralidad vial, entre otros factores, han condicionado la regulación de los delitos contra la seguridad del tráfico, una normativa breve que, no obstante, contempla las figuras delictivas con mucho más perseguidas en el sistema punitivo español. Este tipo de procedimientos se tramitan mediante un Juicio Rápido y ponemos a su disposición a nuestros Abogados para Alcoholemia en Málaga.

El bien jurídico protegido por estos ilícitos de conducción bajo los efectos del alcohol en Málaga lo defendido es la seguridad del tráfico o seguridad vial, de modo que la conducta ha de realizarse en una vía pública, entendiendo por tal cualquier espacio abierto al uso público, aunque no necesariamente al tránsito de vehículos.

El artículo 379 del Código Penal, primera de las normas dedicadas a los delitos contra la seguridad del tráfico, tiene dos apartados.

El primero de ellos castiga la conducción a velocidad excesiva, esto es, conducir un vehículo a motor o ciclomotor a una velocidad superior en 60 km/h en vía urbana, o 80 km/h en vía interurbana, a la permitida reglamentariamente. El segundo de los apartados castiga la conducción bajo la influencia de drogas o bebidas alcohólicas.

En la medida en que el tipo del artículo 379.2 del Código Penal habla de “influencia” de las drogas o el alcohol, es insuficiente haber ingerido esas sustancias para cometer el delito. En efecto, es necesario conducir “bajo su influencia”, es decir, que el alcohol o las drogas hagan sentir sus efectos sobre la persona, alterando sus facultades físicas y psíquicas, de percepción y reacción. En consecuencia, en línea de principio para probar la influencia no basta con la mera constatación de la tasa de alcohol, sino que debe determinarse la forma en que el alcohol influye en la persona concreta, de acuerdo con variables como edad, constitución, etc.

abogados y delito alcohol en Málaga

Sin perjuicio de ello, el artículo 379.2 del Código Penal entiende que “en todo caso” se comete el delito cuando se superan las siguientes tasas en relación con el alcohol: 0,60 miligramos por litro de aire espirado, o 1,2 gr. alcohol/1 l. sangre. Se trata de una presunción iuris et de iure, de modo que con tales tasas siempre hay delito.

Nos encontramos mucha relación entre este tipo de delitos y los accidentes de tráfico según nuestros Abogados Penalistas Málaga. Por tanto el caso de fallecimiento de la víctima del accidente es de los pocos supuestos en los que se puede interponer denuncia penal, y se puede gestionar un procedimiento de reclamación de lesiones por accidente de tráfico en la vía penal.

En el caso de resultar la víctima fallecida en un accidente de tráfico, los perjudicados que puedan reclamar conforme ley, podrán interponer una denuncia para dicha reclamación. Normalmente el procedimiento penal ya estará aperturado, ya que al haber un fallecido tendrá que haber obligatoriamente un Atestado, pero dicho Atestado puede ser que atribuya la responsabilidad del accidente al propio fallecido, lo que implicaría que no habría obligación de indemnizar a la víctima por parte de la compañía de seguros.

No obstante, se entiende que el tipo es un delito de peligro abstracto para la vida o salud de las personas, de modo que debería existir al menos un cierto riesgo para tales bienes jurídicos.

La jurisprudencia ha entendido de forma reiterada que no es posible apreciar la atenuante ni la eximente de intoxicación etílica/consumo de drogas en los delitos contra la seguridad del tráfico en Málaga.