900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Según el criterio de nuestros Abogados para conducción Temeraria Málaga, el artículo 380 del Código Penal castiga la conducta de conducir un vehículo a motor con temeridad manifiesta, poniendo en concreto peligro la vida o integridad de las personas.

Se entiende por temeridad la omisión de la diligencia más elemental exigible a un conductor medio, utilizándose como parámetros las normas que regulan la circulación vial. La temeridad, además, debe ser manifiesta, esto es, evidente y notoria para un ciudadano medio.

abogados para conducción temeraria en malaga

En todo caso, según nuestros Abogados Penalistas Málaga, debe existir un peligro no ya abstracto, sino concreto para la vida o integridad de las personas. nuestro equipo de profesionales son tu mejor opción para asegurar el buen éxito de tu expediente. En los últimos años nuestro despacho se ha posicionado como el más representativo y conocidos a nivel nacional en la tramitación de expedientes penales.

Con todo, el artículo 380.2 del Código Penal dispone que existe en todo caso temeridad manifiesta cuando se da alguna de las circunstancias incriminadas en el artículo 379 del Código Penal, es decir: a) conducir a una velocidad superior en 60 km/h en vía urbana o 80 km/h en vía interurbana, a la permitida reglamentariamente; b) conducir superando las siguientes tasas en relación con el alcohol: 0,60 mgr./1 l. aire espirado ó 1,2 gr./1 l. sangre. Indiscutiblemente para lo anterior debe practicarse el control de alcoholemia pertinente según nuestros Abogados para alcoholemia en Málaga.

En la medida en que se trata de las mismas circunstancias del artículo 380 del Código Penal, se da un concurso de normas a favor de la conducción temeraria cuando, aparte de concurrir estos requisitos, existe un peligro concreto.

Dando un paso más en la peligrosidad de las conductas, el artículo 381 del Código Penal castiga la realización de la conducta del artículo 380 del Código Penal (conducción temeraria), pero con manifiesto desprecio por la vida de los demás.

El artículo 381.2 del Código Penal establece un tipo atenuado para los casos en que la realización de la conducta no pone en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, lo que no deja de ser un tanto contradictorio con el propio concepto de conducción con manifiesto desprecio por la vida de los demás.

El artículo 382 del Código Penal dispone una regla concursal específica para los delitos contra la seguridad del tráfico, en cuya virtud cuando con los actos de los artículos 379, 380, 381 del Código Penal se origina, además del riesgo
para la seguridad del tráfico, un resultado lesivo constitutivo de delito, sólo se aprecia la infracción más gravemente penada, aplicando la pena en su mitad superior. Se trata, por tanto, de una regla prácticamente coincidente con la del concurso ideal.

Compromiso, confianza y conocimiento del Derecho son nuestra seña. Con nuestro bufete usted contará con los profesionales más capacitados y formados, garantizándole así el mejor servicio y asesoramiento, incluido el de la fase previa. Del mismo modo, nuestros abogados le mantendrán siempre al tanto del punto en el que se encuentra su caso, con total transparencia.