900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Cuando el engaño del delito de estafa se dirige contra organizaciones complejas o dicho de otra manera cuando se produce delito de estafa a empresas la fisonomía del delito muta. Según señalan nuestros Abogados delito estafa a empresas ocurre como ocurre con personas jurídicas del tipo de las entidades bancarias, es del todo evidente que el sujeto pasivo dispone de un potente arsenal defensivo, que correctamente utilizado podría llegar a evitar la eficacia del engaño en numerosos casos, así lo señalan nuestros Abogados delito de estafa.

Distintos Tipos de Delito de Estafa

Ya estudiaron nuestros Abogados Penalistas otras modalidades del delito de estafa tales como el delito de estafa del tocomocho, delito de estafa en internet, delito de estafa de altas de telefonía móvil etcétera.Pero, como se acaba de decir por nuestros Abogados delito de estafa a empresas, estas consideraciones no pueden conducir a afirmar que las conductas engañosas objetivamente idóneas que resultan luego fracasadas por la reacción de aquel a quien se pretende engañar son siempre impunes. Será preciso examinar en cada supuesto si, objetivamente valorada ex ante, y teniendo en cuenta las circunstancias del caso, la maniobra engañosa es idónea para causar el error, es decir, para provocar en el sujeto pasivo una percepción errónea de la realidad, aun cuando los sistemas de autoprotección de la víctima lo hayan evitado, finalmente, en el caso concreto.

Estafas realizadas a Empresas

Por otra parte, el engaño a las personas jurídicas se efectúa mediante la acción dirigida contra las personas físicas que actúan en su nombre o por su cuenta. Por lo tanto, en relación a los aspectos que se acaban de examinar, es preciso distinguir entre la posibilidad de provocar, mediante la acción engañosa, un error en el empleado con quien se trata, lo que sería relevante a efectos penales, y la posible negligencia de la persona jurídica, como organización, en la puesta en marcha de los mecanismos de control, lo que podría dar lugar a la asunción de responsabilidades de índole civil, Abogados delito de estafa a empresas.

Respecto al elemento ánimo de lucro, nuestra doctrina parece en términos mayoritarios no exigirlo, toda vez que no se encontraría dentro de las fórmulas empleadas por el legislador para la tipificación de la conducta, no necesitando el dolo del delito la inclusión de un propósito de enriquecimiento en el agente, a diferencia de lo que sí establece el tipo penal del artículo 432, cuando expresamente requiere el ánimo de lucro como un elemento subjetivo.

El engaño en el delito de estafa a empresas no es más que la falta a la verdad al expresar algo o ejecutarlo, a efectos de presentar la realidad con un aspecto diferenciado al que en verdad tiene o posee, consistiendo éste en una maquinación dirigida a aparentar la existencia de una cosa que no es real o hacerla aparecer con características o cualidades que no tiene u ocultando aquellas que efectivamente posee. Se hablaría en el último caso de disimulación, mientras que en el anterior, de simulación.

Respecto de esto último, es necesario el análisis en torno a la tipicidad subjetiva del delito en estudio. No hay duda de que requiere dolo conforme a las reglas generales. En torno a la posibilidad de cometer la conducta típica con dolo eventual, nos estimamos en contra de ello, dada la naturaleza misma de los elementos del delito. Como se analizará a continuación, el engaño, primer requisito típico, necesita de una acción concreta y manifestada, aunque sea una simple mentira, siendo difícil imaginar un despliegue fáctico que no esté presidido por un propósito definido.