900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Para comprender el tratamiento que el Derecho penal español dispensa al fenómeno de la prostitución, conviene tener clara la premisa de que el comportamiento de la persona que se prostituye es siempre atípico. Partiendo de esta base, el Código Penal se limita a castigar conductas de aprovechamiento o favorecimiento de la prostitución ajena, entendiendo por prostitución toda prestación sexual a cambio de precio, sin necesidad de que sea habitual.

El artículo 187 del Código Penal castiga diversas conductas: a) inducir, promover, favorecer o facilitar la prostitución de menores o incapaces.

En este tipo se incluyen, la intermediación entre clientes y prostitutas o la conducta consistente en enriquecerse facilitando locales para ejercer la prostitución. También se reprueba el solicitar, aceptar u obtener a cambio de una remuneración o promesa, una relación sexual con un menor o incapaz. Según nuestros Abogados delito de prostitución, en ambos casos es admisible el dolo eventual, lo que significa despreocuparse de la edad del sujeto. En cambio, si la creencia de que era mayor de edad es razonable, se aplica un error de tipo.

consideraciones al delito de prostitución

Por lo demás, señalan nuestros Abogados Penalistas, hay que tener en cuenta que el artículo 189.5 del Código Penal establece un delito de dejación de los deberes específicos de guarda y custodia en caso de menores prostituidos, delito de corrupción de menores, que completa la regulación en la materia. En el artículo 188 del Código Penal se castigan dos conductas distintas, emparentadas por el hecho de que tienen por objeto a una persona mayor de edad prostituida. La primera conducta consiste en determinar a otra persona a prostituirse o a mantenerse en la prostitución, empleando violencia, intimidación, engaño o abusando de una situación de superioridad, de necesidad o de vulnerabilidad de la víctima.

Entre los medios comisivos, en el engaño puede incluirse, por ejemplo a personas extranjeras que acuden con falsas promesas de contrato de trabajo y posteriormente son prostituidas y el abusar de la condición de inmigrante irregular de una persona para determinarla a que se prostituya. Los últimos expedientes de referencia a esta tipología de delitos se han tramitado por nuestros Abogados especialistas en delito de prostitución.

Abogados delito de prostitución

La segunda de las conductas previstas en el artículo 188 del Código Penal consiste en “lucrarse explotando la prostitución de otra persona, aun con su consentimiento”. En este caso es dudoso que exista un bien jurídico merecedor de protección. Por ello, si no se quiere incurrir en connotaciones meramente moralizantes, hay que entender que se castiga la imposición de condiciones abusivas a los trabajadores del sexo, aprovechando su situación de necesidad. De este modo, lucrarse de la prostitución de otro que ejerce libremente la profesión no es en sí delito. En materia de menores de edad ya realizamos un post en el que describimos la conducta penal de los delitos sexuales contra menores de edad.

En ambos casos, al igual que sucede en el artículo 187 del Código Penal, se establece una cláusula concursal específica, en virtud de la cual la penalidad se impone sin perjuicio de las penas que correspondan por los abusos/agresiones sexuales cometidos sobre la persona prostituida.

Junto a ello, el artículo 188 del Código Penal establece una serie de subtipos agravados, aplicables cuando se verifiquen las siguientes circunstancias: a) víctima menor de edad o incapaz; b) víctima menor de 13 años; c) prevalimiento de la condición de autoridad o funcionario público; d) pertenencia a una organización o grupo criminal dedicado a la realización de tales actividades; e) puesta en peligro, dolosa o con imprudencia grave, de la vida o salud de la víctima.

Según nuestros Abogados delito de prostitución en el  artículo 189 del Código Penal incluye una pluralidad de conductas: a) captación o utilización de menores o incapaces con fines exhibicionistas o pornográficos; b) producción, venta, distribución, difusión, ofrecimiento de material pornográfico elaborado con menores o incapaces, o facilitación de dichas conductas; c) posesión de material pornográfico elaborado con menores o incapaces para su venta, distribución, difusión u ofrecimiento; d) posesión de dicho material pornográfico para uso propio; e) producción, venta, distribución, exhibición o facilitación por cualquier medio de material pornográfico en el que, no habiendo sido utilizados menores o incapaces, se emplee su voz o imagen alterada o modificada.