900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Dicen nuestros Expertos que el delito de pornografía infantil es como la sangre en una herida. ES UN DELITO MUY ALARMANTE, QUE EN LA MAYORÍA DE LOS SUPUESTOS SE CATALOGA, INJUSTAMENTE, DE LA MANERA MÁS AGRAVADA POSIBLE. Para nuestros Letrados el objetivo es el mismo que el del Cliente, GANAR!

Nuestros Abogados de delitos de Pornografía Infantil tienen sobrada experiencia en este tipo de asuntos que en la mayor parte de los casos termina con un importante éxito para con los intereses de nuestros clientes. Si Usted ha sido detenido por pornografía infantil y necesita del asesoramientos de nuestros Abogados Penalistas, no dude en contactar con nosotros cuanto antes. Cierto es que estos asuntos, como casi todos los asuntos penales, es esencial contar con un asesoramiento especializado desde el minuto 0 con nuestros Abogados para asistencia a detenidos.

En principio, dicen nuestros Abogados delito pornografía infantil, es la indemnidad sexual al tratarse de menores. Algunos autores se inclinan por incluir, además, la libertad sexual y, por último, otros dicen que deben ser tratados como “delitos pluriofensivos” y han de ser interpretados desde el punto de vista de la “moral sexual”, es decir lo que el sentir de la mayoría de la población entiende que debe rechazarse, (esta última postura es la seguida por la doctrina mayoritaria).

Problema: ¿Es coherente que se imponga una pena de prisión o de multa a aquél que posea una fotografía de un menor en pose pornográfico? Creemos que no, salvo que sean personas implicadas directamente en la difusión o distribución de este tipo de material. Dicho esto, el bien jurídico que se protege en el art.l89-1 es la “indemnidad sexual relativa”, pero existe al respecto una incongruencia legislativa entre el apartado a) y el b) de dicho precepto ya que se sanciona con igual pena tanto la creación como el tráfico de pornografía infantil (prisión de 2 a 4 años).

La postura crítica advierte que si lo que se defiende son dos bienes jurídicos distintos, no es posible que se penalice la primera conducta (en la que se victimiza al menor) con igual pena que la del apartado b), en la que no interviene el menor. Prosigue dicha postura diciendo que si queremos defender la indemnidad sexual relativa habrá que castigar las conductas de una forma diferente.

Para concluir diremos que lo que el legislador quiere dar a conocer es que se trata de proteger dos bienes jurídicos, por un lado, la indemnidad sexual relativa y, por el otro, el derecho a la propia imagen del menor (por ej., en los supuestos de pornografía infantil por internet).

En el supuesto que se regula en el artículo 189.2 del Código Penal, relativo a la posesión simple de material pornográfico infantil, el bien jurídico a proteger es la “moral sexual”, aunque es un concepto ya caduco y perteneciente a otros tiempos. En cuanto a la “pseudopornografía” (art.189-7) unos autores se inclinan por la intimidad y otros por la dignidad (nota: el profesor se inclina, más bien, por la dignidad).

Cuente con el Asesoramiento y defensa de nuestros Abogados delito pornografía infantil y quédese tranquilo.