900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Contamos con un Departamento específico de Abogados Especialistas en tráfico de anabolizantes para la defensa de imputaciones por esta materia. Nuestra experiencia y buen hacer en la defensa de imputaciones penales nos colocan en la vanguardia de la defensa de este tipo de expedientes penales. 

En la práctica habitual de las imputaciones por delito de tráfico de anabolizantes, los integrantes de la red, (es habitual la imputación por banda organizada), no desempeña una tarea permanente y definida, a excepción de una serie de miembros nucleares que, debido a su profesión o sus contactos, resulta clave para la actividad ilegal. En ocasiones, la imputación por  delito de tráfico de anabolizantes tiene una especial relación con el delito de tráfico de drogas.

Gracias a esta mayoría de integrantes sin tareas claras, las organizaciones son flexibles y de rápida reestructuración ante la presencia policial. También son grupos en los que se advierte el uso de escasas medidas de seguridad y cuyo funcionamiento es similar al de una pequeña empresa. De hecho, el uso de empresas y estructuras legales está ampliamente extendido en este tipo de organizaciones con el objetivo de camuflar la actividad ilegal y facilitar el tráfico de medicamentos. A continuación explicaremos estos patrones con más detalle.

Los empresarios de la muestra suelen realizar actividades de adquisición, producción y venta de productos farmacológicos por vías ilícitas. Dirigen o tienen puestos de coordinación en empresas con objetos sociales relacionados con los productos farmacéuticos, como por ejemplo, aquellas que elaboran productos químicos o herbolarios. También se ha detectado, señalan nuestros abogados delito tráfico de anabolizantes que una pequeña proporción de empresas que nada tienen que ver con estos productos como bares o empresas inmobiliarias.

  • Los deportistas, tanto de élite como amateurs, se dedican a la distribución de productos en medios deportivos. Su papel es esencial para los grupos criminales porque poseen contactos y una amplia red de clientes potenciales.
  • El personal sanitario es fundamental para enmascarar el intercambio de productos ilegales. Su actividad legal les permite camuflar la adquisición y venta de fármacos sin despertar alarmas ni sospechas.
    Los principales mercados ilícitos desarrollados por las organizaciones criminales, entendidos como la actividad que genera los principales ingresos ilegales son, por orden de importancia: el tráfico ilegal de medicamentos (72%), la falsificación de medicamentos (13%), el dopaje (9%) y, finalmente, otros tipos de delitos contra la salud (4%). Casi la mitad de estos grupos criminales se dedica únicamente al tráfico de medicamentos (40%), y el resto realiza otras actividades secundarias como el tráfico ilegal de sustancias estupefacientes (27%) o el tráfico de otro tipo de drogas (18%).