900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Desde el propio momento en el que los hermanos Rincón fundaron la Firma, tuvieron claro que debían estar presente en la ciudad de Antequera. Esta ambición de nacer expansionándose les llevó a recibir la confianza de los ciudadanos de Antequera para su DEFENSA en los procedimientos Penales que inician su instrucción allí para luego terminar con la vista de Juicio en Málaga.

 

Esta solvencia, nos hace recibir los encargos más complejos. Dentro de ellos debemos incluir los delitos contra la salud pública, delitos de tráfico de drogas en Antequera. Los asuntos más complejos son los que nos ponen día a día a prueba, la tranquilidad nos la aporta el contar con nuestros mejores abogados para tráfico de drogas.

Nuestros Abogados para Delito de Tráfico de Drogas en Antequera

La Firma cuenta con un Departamento de especialistas Abogados trafico drogas Antequera, lo que nos posibilita el defender a nuestros clientes con la máxima garantía en procedimientos  judiciales. Ponemos a su disposición a un Abogado Penalista en Antequera.

La defensa del delito de trafico de drogas, que hacen nuestros Abogados para tráfico de drogas, se encuentra tipificado en el artículo 368 del Código Penal español, que establece: Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a nueve años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos.

Abogados para Defender a Detenidos por Tráfico de Drogas en Antequera

Tenemos claro la necesidad de estar en la Vanguardia de las nuevas tecnologías y las usamos a diario para mantener contacto continuo con nuestros clientes. Estamos a su disposición 24 horas al día, 365 días al año. Tenemos la respuesta a sus necesidades y proteger sus legítimos intereses todo ellos con la Defensa de nuestros Abogados trafico drogas Antequera. Esta es la Fórmula del éxito de nuestra Firma. Déjenos ser su Solución.

Pese a los términos genéricos con los que el artículo 369.2 se refiere a las organizaciones o asociaciones para las que se han previsto estas sanciones, su aplicación exige que las mismas tengan una existencia propia independiente de la simple suma de las personas físicas que la integran, es decir que no se trate de meras organizaciones o asociaciones “de facto” sino que como tales tengan capacidad de actuación en el tráfico jurídico. Para estas personas jurídicas el legislador ha previsto la imposición preceptiva de una pena de multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito, es decir una sanción penal especifica y autónoma respecto de la que se imponga a la persona o personas físicas responsables de la actividad criminal, lo que supone una diferencia esencial con la responsabilidad que para los delitos especiales propios contempla el artículo 31.2 CP, ya que en este último caso la sanción no se impone separadamente a la persona jurídica sino que ésta responde solidariamente junto con la persona física, administrador de hecho o de derecho de la sociedad, del pago de la multa a la que aquel es condenado.

La Cantidad en el Delito de Tráfico de Drogas

Se refiere al supuesto en el que “fuere de notoria importancia la cantidad de las citadas sustancias objeto de las conductas a que se refiere el artículo anterior”. También en este caso la única modificación destacable es la relativa a la ubicación sistemática del precepto que pasa al sexto lugar desde la anterior posición tercera en el artículo 369 CP, al carecer absolutamente de trascendencia la sustitución de la definición descriptiva de las sustancias objeto del delito por la referencia genérica a las contempladas en el artículo 368. Al examinar este precepto resulta obligada la mención del Acuerdo del Pleno no jurisdiccional de la Sala Segunda del Tribunal Supremo de fecha 19-10-2001, que con apoyo en un informe previo del Instituto Nacional de Toxicología, concreta la aplicación de la agravante especifica de notoria importancia, en las distintas sustancias, a partir de las quinientas dosis calculadas sobre la cantidad correspondiente al consumo diario estimado de un adicto medio, debiendo tenerse en cuenta exclusivamente, a estos efectos, el resultado obtenido en cada caso de sustancia o base tóxica, es decir una vez reducida a pureza, con la salvedad del haschis y sus derivados respecto de los cuales no es necesario tener en cuenta el porcentaje de principio activo.