900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

El Delito de Tráfico de Drogas

El delito de tráfico de drogas o delitos contra la salud pública se encuentran recogidos en los artículos 359 y siguientes del código penal. Nuestro código penal sanciona como delito de tráfico de drogas el que elabore sustancias nocivas para la salud, o lo suministren, o comercialice con ellos, por tanto, lo que realmente castiga el código penal es el perjuicio que se causa, o puede causar a la salud pública con sustancias nocivas.

En nuestro departamento de abogados penalistas, Ud. puede contar con un abogado expeto en la tramitación de asuntos relacionados con trafico de drogas. Nuestros abogados trabajan en todo el territorio nacional, estando especializados en aquellas personas, que por primera vez son detenidos e investigados por un delito contra la salud publica.

Los delitos contra la salud pública son evidentemente dolosos. En la tipificación de ellos hay que tener muy en cuenta los agravantes al delito de tráfico de drogas con lo que la pena que se va a pedir por el Ministerio Fiscal va a ser mayor y los atenuantes al delito de tráfico de drogas que conseguirán reducir la condena. La mera posesión de droga es impune. Le intención del sujeto activo en difundir o traficar con dichas sustancias es lo que hace punible su conducta. El dolo requiere para su perfección dos elementos, el primero sería el conocimiento de que la sustancia es un estupefaciente o psicotrópico de comercio ilícito, ir segundo de los elementos del tipo delictivo, sería la intención de ejecutar actos de tráfico de drogas.

La Conducta del delito de Tráfico de Drogas

La Gravedad del Delito de Tráfico de Drogas

Banda Organizada en el Delito de Tráfico de Drogas

Abogados Expertos en la Defensa de Delito de Tráfico de Drogas

Contamos con la experiencia de nuestros Abogados para delitos por Tráfico de drogas y con un servicio de atención de 24 horas, 365 días al año. El mejor asesoramiento comienza desde el mismo momento de la detención. Una declaración irregular puede truncar el resultado de un expediente.

La Conducta que señala el delito de Tráfico de drogas se centra en las actividades de promoción, favorecimiento o facilitación a tercero del consumo ilegal de drogas. En concreto los comportamientos aparecen desdoblados, pudiendo distinguirse un número de acciones que estarían más directamente vinculadas al comercio o tráfico y otro grupo donde aparecerían comportamientos facilitadores del consumo que se podrían entender como actos relacionados con el tráfico de modo indirecto, manifestando el propósito del legislador a la hora de perseguir el consumo de drogas tóxicas. Se incluye dentro de estos actos favorecedores, el transporte, la donación, la indicación de lugares o personas que trafican

Este criterio viene recogido, entre otras muchas, en la sentencia del Tribunal Supremo en la que textualmente se dice; “Por lo que la primera de las cuestiones se refiere debe recordarse que el dolor suele definirse en en el campo doctrinal, como querida esa acción delictiva, es decir, queriendo cometer el delito.”abogados de trafico de drogas

Desde el punto de vista jurisprudencial, tiene declarado la sala del Tribunal Supremo, en sentencia de 20 de enero de 1997, que dolo o voluntad de cometer el delito de tráfico de drogas implica por parte del sujeto que comete el delito del conocimiento de la de la acción, como delito. A su vez igualmente, se exige que el individuo que realiza el tráfico de drogas tenga voluntad de hacerlo Y por ende cometerlo.

Implica por tanto dos circunstancias poco notaciones distintas que girar alrededor del conocimiento y de la voluntad como ejes esenciales de todo las conductas humanas. Son circunstancias impuestas por la capacidad de conocer y por la fuerza de la voluntad sentencia del Tribunal Supremo de de de 16 de enero de 1995. El conocimiento del acto y sus consecuencias la voluntad de realizarlo así como la probabilidad del daño aunque directamente no se desee comporta conforme a la más estricta legalidad la misma imputación penal del que realiza un delito de tráfico de drogas con conocimiento y voluntad.

Hay que tener muy en cuenta la notable gravedad del delito de tráfico de drogas de estas características. La defensa del delito de trafico de drogas, que hacen nuestros Abogados para tráfico de drogas, se encuentra tipificado en el artículo 368 del Código Penal español, que establece: Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a nueve años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos.

Si, por cualquier motivo, un familiar, amigo o conocido se ve metido en un proceso relacionado con un delito de tráfico de drogas, no dudes en contactar rápidamente con Abogados Tráfico de drogas, pues la presencia de un profesional especialista en la defensa de tus intereses, desde un principio, puede resultar determinante en cuanto al resultado final del procedimiento. Estamos a tu disposición 24 horas al día, 365 días al año. Sabremos defenderle. Si necesita tomar contacto con un abogado penalista en este tipo de asuntos, solo tiene que tomar contacto con nosotros, en este ENLACE.

Banda Organizada en el Delito de Tráfico de Drogas

«El culpable participare en otras actividades organizadas o cuya ejecución se vea facilitada por la comisión del delito». A efectos de apreciación de esta cualificación, el Tribunal Supremo ha venido exigiendo, para que pueda hablarse de «banda organizada en el delito de tráfico de drogas» en el sentido utilizado por el precepto, una mínima estabilidad o permanencia, una distribución de roles o cometidos entre los miembros de la misma y una estructura jerarquizada. En cuanto a la referencia a la «ocasionalidad», debe interpretarse en el sentido de que no es indispensable, en orden a la apreciación de la agravación, que la organización tenga por fin principal la comisión de las conductas previstas en el art. 368, basta con que los actos punibles sean ejecutados incidentalmente, incluso como complemento de otras actividades ilegales. Cabe incluso la organización constituida para una operación específica, siempre que concurran los elementos propios de la organización criminal: un centro de decisiones y diversos niveles jerárquicos, con posibilidad de sustitución de unos a otros mediante una red de reemplazo que asegure la supervivencia del proyecto criminal, con cierta independencia de las personas, pues esto es lo que dificulta la prevención y persecución de estos delitos cometidos.

Venta de Drogas en Establecimiento Público

De la doctrina expuesta, señalan nuestros Abogados delito de tráfico de drogas, se infiere que el subtipo agravado sólo debe operar cuando los actos de tráfico de drogas tóxicas realizadas en el establecimiento abierto al público por el regente o empleado del mismo, revelen una cierta dedicación y pluralidad, por lo que no deberá apreciarse la agravante específica cuando sólo consta un acto aislado de tráfico de poca entidad, en cuanto en tal supuesto no concurre la razón de la agravante, consistente en el aumento del peligro contra la salud pública, por el incremento de las transmisiones que facilita la apertura al público del establecimiento. Intensificación del peligro para el bien jurídico, pues tras la apariencia de normal explotación y merced a las oportunidades que reporta se establece el montaje ilícito