900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Nuestros Abogados Penalistas tramitan asuntos relacionados con el delito de aborto. La experiencia de nuestros Abogados delito de aborto en esta temática tan concreta aporta una resultados favorables para con nuestros clientes.

Se prevén dos supuestos, uno cuando la mujer consiente de modo voluntario y otro cuando lo hace mediante violencia, amenaza o engaño. El art 145.1 castiga al “que produzca el aborto de una mujer, con su consentimiento fuera de los casos permitidos por la ley”.

Pena: Prisión de 1 a 3 años. Además inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión sanitaria, o para prestar servicios de toda índole en clínicas, establecimientos o consultorios ginecológicos, públicos o privados, por tiempo de uno a seis años. El consentimiento se rige por las normas generales que se expusieron para la cooperación al suicidio y la eutanasia. Ha de ser libre, expreso, con conocimiento de que se quiere abortar y sin ningún tipo de vicio que lo invalide. No es suficiente el consentimiento presunto.

Para que el consentimiento no esté viciado, dicen nuestros Abogados delito de aborto, quien lo solicita y obtiene de la mujer embarazada debe explicar a ésta los riesgos que conlleva la práctica del aborto. Hay que tener en cuenta que quedan excluidos los supuestos de aborto previstos en la LO 2/2010, en los que se requiere consentimiento de la mujer, pues el artículo 145.1 del Código Penal hace referencia a “fuera de los casos permitidos por la ley”

Supuesto agravado. Dispone el inciso último del art 145.1 “El juez podrá imponer la pena en su mitad superior cuando los actos descritos en este apartado se realizasen fuera de un centro o establecimiento público o privado acreditado”. El art 145.2 castiga “a la mujer que consintiere que otra persona se lo cause, fuera de los casos permitidos por la ley”

Pena: Multa de 6 a 24 meses.

Se entiende que falta el consentimiento si este se presta con algún vicio que lo invalida. Son supuestos en los que la mujer desconoce que están realizando sobre ellas prácticas abortivas. Puede pensar que se están llevando a cabo cualquier tipo de actividad, normalmente con fines curativos, que nada tienen que ver con finalidad abortiva, o aun sospechándolos no se atreve a oponerse. Puede que este privada de capacidad de decidir por efecto de drogas, anestesia, etc. Se trata de situaciones excepcionales.

Consentimiento obtenido mediante violencia, amenaza o engaño. Dispone el art. 144 en su 2º párrafo “las mismas penas se impondrán al que practique el aborto habiendo obtenido la anuencia de la mujer con violencia, amenaza o engaño”. Se equipara el consentimiento obtenido con violencia, amenaza o engaño con el no consentimiento del primer párrafo. Sin embargo no es razonable que en ambos casos se imponga la misma pena, pues las conductas del párrafo segundo son más graves. Así era en el CP derogado y en realidad debió prescindirse de este segundo párrafo y resolver cada caso mediante el correspondiente concurso de aborto con lesiones, amenazas y el delito de homicidio, etc.