900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

En nuestro Despacho tramitamos los Expedientes Penales más complejos entre los que se encuentra el delito de homicidio. Sobra decir que este tipo delictivo es de los más castigados, en número de años de prisión, en nuestro Código Penal. Es por ello que hay que contrarrestar con la mejor de las Defensas.

Nuestros Abogados de delitos de Homicidio cuentan con una trayectoria profesional llena de éxitos profesionales en esta materia, saben como afrontar este tipo de expedientes y lo hace con absoluta solvencia. Sobra decir que el delito de homicidio se puede producir de distintas maneras como son el delito de homicidio doloso y delito de homicidio imprudente.

En el artículo 141 del Código Penal se castiga con la pena inferior en 1 o 2 grados la provocación, conspiración y proposición para cometer el delito de homicidio. Según arts 17 y 18 CP dichos supuestos solo se castigan cuando se recogen de forma “especifica” en el Código, como sucede con el homicidio. No olvidemos la especial relación entre el delito de homicidio y el delito de asesinato.

Se da la provocación cuando se incita directamente a la comisión del delito de algunas de las formas previstas en el artículo 18 CP, castigandose como inductor para el supuesto que se hubiera cometido efectivamente un homicidio.

En la conspiración hay un acuerdo previo para la ejecución del delito de homicidio, mientras que en la proposición el sujeto que decide ejecutar los hechos invita a otras personas a que participen en la realización de los mismos. Según nuestros Abogados delito de homicidio en Marbella, en alguna ocasión nos hemos encontrado con expedientes dónde se ha tenido que realizar la asistencia al detenido en Marbella.

SI se inician los actos de ejecución, tanto la conspiración como la proposición quedan SUBSUMIDAS en dichos actos. Sin embargo, esto se contrapone al desistimiento en la tentativa que, como vimos, resulta impune salvo la responsabilidad por los actos ya realizados, pues se abandona la ejecución ya iniciada; por la misma razón hay que admitir el desisitimiento en la conspiración, e incluso en la proposición. Si una persona busca la participación de otra, no para que colabore con ella en la ejcución de los hechos, sino como mero complice, no daria lugar a la proposición. Tenga en cuenta la opinión de nuestros Abogados delito de homicidio y después decida Usted lo que mejor le conviene.

En la provocación NO se da relación de actos ejecutivos entre quien provoca y el provocado. Este puede decidir ejecutar los hechos o no, si los inicia y desiste, su conducta generalmente será impune, art. 16 CP. El provocador comete el delito, tenga o NO exito su actuación, salvo que en el caso que nos ocupa el provocado llevara a cabo un homicidio, pues entonces el provocador respondería como inductor de este delito, art 18.2 CP.

CONCURSO: En materia de concurso entre lesiones y homicidio en grado de tentativa se da un concurso de leyes en relación de subsidiariedad tácita en igual sentido el homicidio por imprudencia. La imprudencia en el homicidio, constituye el límite mínimo para la imputación del resultado delictivo. Es precisa la realización de una acción sin la diligencia debida, dado que es necesario tener en cuenta en la ejecución de acciones, que previsiblemente pueden producir la muerte de alguien. La previsibilidad, objetiva y subjetiva, también un elemento conceptual del homicidio imprudente. Es necesaria la producción del resultado muerte en conexión causal con la acción imprudentemente realizada. Cuando el concurso se da entre lesiones consumadas y tentativa de homicidio la relación es de consunción y habrá que condenar por el delito que tenga mayor pena. Otro problema es el homicidio preterintencional, que veremos más adelante.

Cuente con nuestros mejores Abogados delito de homicidio para la defensa de su expediente Penal.