900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

El delito de amenazas que ya estudiamos a través de otro artículo de nuestros Abogados delito de amenazas Málaga queda tipificado en el capítulo II del Título VI. Jurídicamente el delito de amenaza el anuncio de causar a otro, a su familia, o a personas con las que esté íntimamente vinculado, un mal en su persona, honor o patrimonio.

El mal que se amenaza ha de ser un mal futuro, concreto y con apariencia de seriedad y firmeza. Quedan fuera de estos delitos, por tanto, los males inconcretos, poco serios o inverosímiles. Más aún, parece adecuado considerar atípico el caso en que la víctima, a causa de su especial pusilanimidad,
 se siente intimidada pese a que la actuación del autor carece de capacidad intimidatoria frente a una persona normal.

El bien jurídico protegido en estos delitos, según nuestros Abogados Penalistas Málaga, es la libertad de formación de la voluntad y, más en concreto, el sentimiento de tranquilidad del sujeto. La doctrina y la jurisprudencia dominantes sostienen que el delito de amenazas se consuma cuando llegan a conocimiento del amenazado y perturban su tranquilidad. De este modo, si la amenaza no llega a conocimiento del amenazado, puede apreciarse el grado imperfecto de este delito o también conocido como delito de amenazas en grado de tentativa.

Abogados delito amenazas

El artículo 169.1 del Código Penal consiste en amenazar a otro con un mal constitutivo de delito, exigiendo una cantidad, o imponiendo cualquier otra condición. Para que el delito se consume, según nuestros Abogados delito amenazas, basta con exigir una condición, de modo que no se requiere la efectiva realización del mal con el que se intimida. Si éste se lleva a cabo, al ser constitutivo de delito, se verifica un concurso real entre amenazas y el delito cometido, salvo que haya inmediatez entre amenaza y conducta lesiva, en cuyo caso no se aprecia el delito intimidatorio.

El mal que se amenaza debe ser posible y verosímil y debe ser constitutivo de delito de homicidio, delito de lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico. Según nuestros Abogados delito amenazas, el artículo 169.1 del Código Penal establece un subtipo agravado, para el supuesto en que la amenaza se haya efectuado por escrito, por teléfono, o por cualquier medio de comunicación o reproducción, o en nombre de entidades o grupos reales o supuestos. No podemos dejar atrás las amenazas a quién fue su mujer y que es constitutivo de delito de violencia de género en Málaga.

De carácter Incondicional (art. 169.2 CP):

El artículo 169.2 del Código Penal castiga la amenaza de un mal constitutivo de delito ante la misma categoría de destinatarios, pero con la salvedad de que no se impone ninguna condición, por lo que la pena es consecuentemente más leve.

El artículo 170.1 del Código Penal castiga la amenaza de un mal constitutivo de delito, pero dirigida a atemorizar a habitantes de una población, a un grupo étnico, religioso o cultural, a un colectivo social o profesional, o a cualquier otro grupo de personas.

El artículo 171.2 del Código Penal recoge una figura agravada, correspondiente al chantaje. El tipo incrimina el amenazar con revelar hechos referentes a la vida privada o familiar que no sean públicos y puedan afectar al crédito o interés del sujeto. La condición para no hacerlo consiste en una contrapartida económica.