900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Según el artículo 189 del código penal, las penas de cárcel por producir, distribuir, compartir y, a partir del pasado 1 de julio, acceder a pornografía infantil pueden subir hasta 5 años de cárcel, y hasta 9 años si están involucrados menores de 16 años o el contenido es especialmente degradante o vejatorio, esos programa, que comparten archivos, como el ares, el emule y tantos otros, tendrían que cambiar su configuración, por son los mas fáciles para subir o bajar, películas pornográficas de toda índole, uno piensa, señalan nuestros Abogados delito pornografía infantil que estas bajando, una pelicula de acción y resulta que es una porno ( infantil o adulta), estos programas tendrían que tener, un sistema Rastreo, para poder encontar fácilmentente, a aquellos que utlizan a los chicos, para sus enfermedades. Penas lógicas para quienes cometen de verdad el delito, pero que suponen una barbaridad para quienes se han descargado por error estos archivos.

Utilizaba el programa denominado “Ares“, dedicado al intercambio de datos o también el denominado emule, en la conocida modalidad “Peer To Peer“, para descargar todo tipo de pornografía infantil, “en muchos de los casos con contenido especialmente denigrante y con connotaciones violentas”.

Según la Policía, el detenido “era plenamente consciente de que la descarga de dichos archivos, ya de por sí delictiva, implicaba a su vez la difusión de los mismos, toda vez que mientras se produce la descarga, el ordenador del usuario hace de servidor al resto de las unidades conectadas a la red Peer to Peer, produciendo una difusión de dicha pornografía”.  En principio se debe de distinguir si el sujeto pasivo es mayor de edad, en cuyo caso lo que se protege es la libertad sexual, o si fuere menor de edad, ya que en estos supuestos el bien jurídico a proteger es la indemnidad sexual entendida tanto desde una perspectiva absoluta, es decir, abarcando todas las esferas del menor en todas las situaciones, como relativa, esto es, referida al mero hecho de realizar la conducta (se refiere a que si el menor no es consciente de que están lesionándole, es decir, no se da cuenta, por ej., de que lo están filmando, no habrá delito. La postura de la doctrina es mayoritaria hacia la indemnidad absoluta.

En el registro practicado en el domicilio del detenido fueron intervenidos un ordenador, un segundo disco duro de varios gigabytes, que serán analizados por especialistas en pericias informáticas, y 19 DVD que contenían 113 películas de contenido pedófilo “con escenas de enorme crudeza”.