900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

ABOGADOS ESPECIALISTAS EN LA DEFENSA DEL DETENIDO

bien jurídico protegido es la libertad, que tiene diversos contenidos. En las detenciones ilegales se protege la libertad recogida, como derecho fundamental, en los arts. 17 y 19.1 CE, en el sentido que nadie puede ser privado de su libertad de movimientos, excepto en los casos establecidos en la ley.

Tipo básico del Delito de Detención Ilegal

El art. 163.1 castiga al particular que encerrare o detuviere a otro privándole de su libertad.

Pena: prisión de 4 a 6 años.

Sujeto activo únicamente pueden ser los particulares. Sujeto pasivo puede ser cualquiera, siempre que tenga la posibilidad de decidir adonde quiere ir y que tenga autonomía de movimientos, por lo que no podrá ser sujeto pasivo un recién nacido, ni las personas con discapacidad absoluta, Abogados para delito de detención Ilegal.

La acción o conducta típica puede suceder de dos formas alternativas: encerrar o detener a una persona. Para la perfección del delito solo se exige la realización de una u otra. Encerrar, significa mantener a una persona en un lugar cerrado. Detener, supone privar a una persona de su libertad de movimientos, impidiendo que se desplace libremente por el territorio. La detención puede llevarse a cabo atando a la persona, o incluso administrando sustancias que impiden el movimiento; pero no entraría en el tipo la intimidación para que el sujeto no se mueva de un lugar.

El encierro o la detención, tiene que realizarse en contra de la voluntad del sujeto pasivo, el consentimiento de la víctima excluye la tipicidad, siempre que sea anterior o simultáneo.

Se pueden apreciar las siguientes causas de justificación: legítima defensa, estado de necesidad y ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo. En atención a la última habrá que estar a lo establecido en el art. 490 LECr., que establece los supuestos en los que cualquier persona podrá detener a otra. La detención de una persona que padece un trastorno psíquico, en caso de urgencia, podría estar amparada en el estado de necesidad.

Es un delito doloso. No está previsto el castigo de la conducta imprudente.

Es un delito de consumación instantánea, pues se consuma desde el mismo momento en que se priva a una persona de su libertad; esto produce que existan problemas de distinguir la tentativa y la consumación. Se apreciará la tentativa si el sujeto pasivo ha logrado evitar su detención o encierro. Es un delito permanente, ya que la situación antijurídica se prolonga desde que se consuma el hecho hasta que el sujeto pasivo logra la libertad.

   
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
×
A su disposición 24 horas, 365 días..!!! Si quiere, escríbanos y un Abogado le ayuda en directo.