900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

La jurisprudencia de esta Sala, estudiada por nuestros Abogados delito contra la salud pública ha venido estableciendo los requisitos que debieran concurrir para la estimación de este subtipo agravado de organización criminal en el delito contra la salud pública. Entre éstos se citan:

  • a) la existencia de una estructura más o menos formalizada.
  • B)los objetivos.
  • c) pluralidad de personas previamente concertadas.
  • d) distribución diferenciada de tareas o reparto de funciones.
  • e) existencia de coordinación
  • .
f) cierta estabilidad temporal o vocación de continuidad.

Respecto a este último requisito o exigencia,señalan nuestros Abogados delito contra la salud pública, a pesar de las notas de “permanencia y reiteración” que se extraen del concepto de delincuencia organizada contemplado en el art. 282 bis no 4o L.E.Cr., el legislador incluye expresamente los supuestos de organizaciones transitorias, sin precisar por tanto que sean estables, siendo suficiente una “mínima permanencia” que permita distinguir estos supuestos de los de mera codelincuencia, banda organizada en el delito de tráfico de drogas. Cabe incluso la organización constituída para una operación específica, siempre que concurran los elementos propios de la organización criminal: un centro de decisiones y diversos niveles jerárquicos, con posibilidad de sustitución de unos y otros mediante una red de reemplazo que asegure la supervivencia del proyecto criminal.