900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

La Pena de cárcel para el delito de robo con fuerza a imponer al autor dependerá de la concurrencia o no de los elementos establecidos en el Código Penal y de si es posible la aplicación de algún atenuantes, así lo señalan nuestros Abogados especialistas en delito de robo con fuerza.

1. Escalamiento.

2. Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.

3. Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo. 4. Uso de llaves falsas.

5. Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda.

Forma de realización del delito de Robo con Fuerza

El robo con fuerza puede cometerse empleando cualquiera de las modalidades previstas en este artículo. Supone una novedad la contenida en quinto lugar. La concurrencia en un solo hecho de varias circunstancias da lugar a un único delito de robo. En el sentido expuesto se manifiesta la STS de 17 de mayo de 2000,, cuando afirma que «El artículo 238 del Código, aunque no es definidor del delito de robo con fuerza en las cosas, si es integrador del tipo cuando señala los diversos medios que pueden ser utilizados en su comisión, medios y útiles que según ha señalado la jurisprudencia (véase como más reciente la de10 de diciembre de 1999) tienen el carácter de “numerus clausus” de tal forma que no pueden extenderse por analogía ni aparecer descritos de forma inconcreta, porque precisamente lo que caracteriza al robo con fuerza en las cosas es la coordinación de dos acciones distintas que funcionan en una relación de medio a fin, éste (el fin) consiste en la apropiación de lo ajeno, aquél (el medio) en la utilización de alguno de los vehículos o circunstancias señaladas y concretadas en el artículo 238, de tal manera que si falta el segundo elemento no se puede hablar de robo sino simplemente de hurto». SAP Barcelona, sec.5ª, 13-2-02.

Escalamiento en el delito de Robo con Fuerza

Escalamiento. Significa trepar ascender o subir para entrar al recinto o al sitio donde este la cosa por un lugar no idóneo, es el acceso personal ilícito al objeto o al recinto en que se halla. La razón de ser del efecto agravatorio de esta circunstancia está en la destreza o habilidad que manifiesta el autor. No puede decirse en estricto término que hay fuerza, sino que es una conducta normativamente equiparada a ella. Según STS de fecha 16-5-2002, implica una acción o conducta equiparada en la tipología del Artículo 238 a la fuerza, significando el despliegue de una energía criminal equiparable a la que caracteriza la fuerza en las cosas, es decir que sea similar a la superación violenta de obstáculos normalmente predispuestos para la defensa de la propiedad” (STS de 15-4-99). El acceso al lugar de los hechos a través de una via no destinada a ello por su dueño debe implicar, pues, un esfuerzo físico de cierta significación, necesario para quebrantar la defensa de la propiedad desplegada por el titular del inmueble de que se trate, pues si no fuese asi podría suscitarse al existencia el tipo del Artículo 234 C.P.

Se excluye de la tipificación de robo con escalo los casos de entrada a través de una ventana abierta sita en planta baja (STS de 20-4-99) o a nivel de calle (STS de 18-1-1999) cuando no conste una especial altura de la misma en relación al suelo o a una forma concreta con la que el acusado haya logrado auparse hasta el alfeizar que revelen la especial habilidad o esfuerzos propios del escalamiento. Contrario a esta posición los hechos como constitutivos de un delito de robo con fuerza en las cosas en la modalidad de escalamiento, por entender que se produce la entrada por un lugar no destinado al efecto, a través de una ventana, en primer piso.

La jurisprudencia del Tribunal Supremo ha venido delimitando el concepto normativo de escalamiento afirmando que “no equivale a su significado gramatical de trepar, ascender o subir a un determinado lugar, sino que, siguiendo la definición de la codificación histórica, lo interpreta como entrada por una vía no destinada al efecto (vid. SSTS. 29 marzo 1982, y 7 noviembre 1984 , entre otras muchas). Y, en concreto, se ha considerado escalamiento el hecho de penetrar por una ventana (vid. SS 10 julio y 10 diciembre 1986); siendo indiferente que el lugar de acceso no adecuado esté cerrado o abierto. El escalamiento implica, en último término, un acceso insólito o irregular (vid. STS 14 mayo 1980), consiste, por tanto, en escalar o trepar, por cualquier medio, a un lugar más alto, utilizando destreza o auxiliándose de otros medios.

Por lo expuesto, entendemos que a la vista de la declaración de hechos probados, considerando plenamente acreditado que el acusado para acceder a la vivienda tuvo que entrar por la ventana, supone una acción de escalamiento, modalidad 1ª de robo con fuerza en las cosas tal como se describe en el artículo 238 del Código Penal, por lo que entendemos correctamente calificados los hechos en la sentencia dictada en instancia, según indican nuestros Abogados delito de robo con fuerza. 

La doctrina jurisprudencial ha ido reduciendo la interpretación extensiva del concepto de escalamiento: por un lado excluyendo los supuestos de “escalamiento de salida” (STS 22 de abril y 18 de octubre de 1999) tal y como ya hemos puesto de manifiesto al ser un requisito del art 237. Por otro lado el escalamiento de entrada lo ha limitado a aquellos supuestos con los principios de legalidad y proporcionalidad, en los que la entrada por lugar no destinado al efecto haya exigido “una destreza o un esfuerzo de cierta importancia, destreza o esfuerzo presentes en la noción estricta de escalamiento (trepar o ascender a un lugar determinado), que es el punto de referencia legal del que dispone el interprete” (STS de 20 de abril de 1999). No se aprecia: La fuerza que caracteriza el delito de robo es una fuerza típica, descrita en los supuestos legalmente previstos en el Artículo 504 del Código Penal; en los demás casos, aunque medie fuerza en sentido natural, podrá existir un delito de hurto, más hay que descartar el delito de robo con fuerza en las cosas.

En el supuesto que examinamos, la sustracción de los cables de la línea telegráfica se produjo tras trepar los recurrentes a tres postes y cortar con unos alicates los cables de dicha línea. Es unánimemente admitido que tales conductas no pueden incardinarse en el escalamiento, ya que sólo cabe apreciar el robo con escalo cuando esta modalidad se utiliza para entrar, lo que indudablemente no se ha producido en el caso que examinamos, que tampoco puede incluirse en ningún otro supuesto típico de robo con fuerza. La jurisprudencia de esta Sala ha negado la figura delictiva de robo en situaciones similares, como es exponente la Sentencia de 20 de noviembre de 1991. Tienen, pues, razón los recurrentes al aducir que sus conductas no son constitutivas de robo y que pueden calificarse como constitutivas de un delito de hurto.

El Rompimiento en el Delito de Robo con Fuerza

Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana La fuerza en las cosas se caracteriza por la fractura o rompimiento de algo, concretamente de instalaciones exteriores o accesibles desde el exterior de un edificio o recinto. Se destruye aquellos elementos que en el sentir del dueño protegían la cosa frente a posibles ataques de terceros, asi el desatornillar un objeto ornamental colgado de una fachada, no supondrá fuerza puesto que la finalidad de los tornillos no era proteger el objeto frente a terceros, sino sujetarlo a la pared para no caer al suelo. No es necesario una fuerza física especialmente intensa; la habilidad, como la de desmontar una puerta sin dañarla, queda incluida en este supuesto. También se considera incluido en este supuesto la rotura de vidrios o desmontaje, el procedimiento de butrón (agujero en pared) rotura de cerrojos, picaportes aldabillas y fallebas. No se encuentra comprendido en el concepto de fuerza la rotura del candado de una cadena de un ciclomotor, ya que la fuerza se emplea sobre el objeto continente, pero no para sustraer el objeto contenido. Por la doctrina se ha llamado la fractura inmobiliaria porque se realiza sobre inmuebles (no sería por tanto la rotura de ventana de coche) sin embargo esta teoría no ha sido seguida por la Jurisprudencia, que contempla en este supuesto los robos en vehículos mediante fractura de ventanas o cristales o forzamiento de cerraduras. En relación con los fundamentos jurídicos de la resolución, en los mismos se califican los hechos conforme a la modalidad del núm. 3 del Artículo 238 CP, la llamada fractura exterior (rompimiento de pared, techo, suelo, o fractura de puerta o ventana), en atención a la jurisprudencia sobre la materia que permiten extender dicha calificación, no únicamente a los inmuebles, sino también a otros objetos que aíslen a la cosa del exterior.

La Pena de Cárcel por Robo con Fuerza 

La Pena de cárcel a imponer al Autor de delito de robo con fuerza en las cosas será de prisión de uno a tres años.