900 80 22 68 / 627 467 043 LLÁMANOS

Según dicen nuestros Abogados Penalistas Málaga el delito de tráfico de drogas en Málaga tiene un importante recorrido desde la asistencia al detenido en Comisaría de Málaga hasta el cumplimiento íntegro de la condena y posterior puesta en libertad del ciudadano tras el cumplimiento de la Pena.

suspensión pena trafico drogas

Según nuestros Abogados tráfico de Drogas Málaga, éste, es el recorrido habitual o normal de una condena por este tipo de delitos. No obstante lo anterior, en ocasiones se producen hechos en la Persona del condenado que modifican ese normal tránsito y modifican la situación penitenciaria del condenado. La suspensión de la pena de delito de tráfico de drogas en Málaga por Toxicomanía es una de las circunstancias que habitualmente alteran la ejecución de la pena del toxicómano.

Para la aplicación de tal circunstancia es necesario acreditar que cuando el delito de tráfico de drogas en Málaga haya sido cometido a causa de su dependencia a las drogas será aplicable cuando el sujeto, pese a su drogadicción no haya sido declarado exento de responsabilidad.

Para que el juez o tribunal pueda decretar la suspensión de la pena de delito de tráfico de drogas en Málaga por Toxicomanía se exige que la pena impuesta no sea superior a tres años, que se certifique suficientemente por un centro o servicio público o privado, debidamente acreditado u homologado, que el condenado se encuentra deshabituado o sometido a tratamiento para tal fin en el momento de decidir sobre la suspensión, y que no se trate de reo habitual. Recuerda a aquellos requisitos del Código Penal para la sustitución y suspensión de la pena privativa de libertad con la que existe una íntima unión.

Se observa que se podrá acordar la suspensión de la pena de delito de tráfico de drogas en Málaga por Toxicomanía aun cuando el reo sea reincidente, pero se establece el límite de que no sea rea habitual, que según el art. 94 son aquellos que hubieran cometido tres o más delitos de los comprendidos en un mismo capítulo, en un plazo no superior a cinco años y hayan sido condenado por ello.

Lo cual restringe las posibilidades de aplicación, salvo en los casos de apreciación de la eximente incompleta. La no ejecución de la pena se condiciona a que el sujeto no vuelva a delinquir y a que no abandone el tratamiento de deshabituación en el periodo que se señale, que será de tres a cinco años, para lo cual los centros o servicios responsables estarán obligados a facilitar al juez o tribunal sentenciador la información precisa para comprobar el comienzo de aquél, así como para conocer periódicamente su evolución, las modificaciones que haya de experimentar, así como su finalización.

Cabe también la suspensión de la pena de delito de tráfico de drogas en Málaga por Toxicomanía, sin sujeción a ningún requisito, en el caso de que el penado esté aquejado de una enfermedad grave con padecimientos incurables, salvo que en el momento de la comisión del delito tuviera ya otra pena suspendida por el mismo delito. Se incluye en este precepto los enfermos de SIDA, CANCER, que en gran parte suelen ser toxicómanos. En la misma línea se concederá la libertad condicional relacionada con la situación de libertad provisional y a estudiada, aunque no haya extinguido las tres cuartas partes de la condena, siempre que reúnan los restantes requisitos para la concesión de la misma, si se trata de enfermos muy graves con padecimientos incurables.